El pleno autoriza que locales de la playa sean viviendas si reúnen las condiciones

La corporación aprueba cambiar el PGOU para que los bajos alberguen casas excepto en el paseo marítimo, avenida de la Pau y Rosa dels Vents

Ó. DE LA DUEÑAGANDIA.

El Pleno de Gandia dio el visto bueno ayer a una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). El cambio se aprobó por unanimidad y permitirá que algunos locales de la playa de Gandia se reconviertan en viviendas, siempre que reunan las condiciones mínimas de habitabilidad: cerca de unos 40 metros útiles, agua potable, luz y una altura de unos 2,5 metros en las estancias. Es decir, no cualquier local podrá tener una consideración residencial.

Esta revisión de la carta urbanística está motivada por el aumento de peticiones que se ha percibido en los últimos años para readaptar locales de la playa con el fin de que sean viviendas, como indicó ayer el vicealcalde de Gandia y titular de Urbanismo, Josep Alandete. El concejal precisó que el gobierno quiere regular estos cambios y, además, garantizar que las modificaciones no se produzcan en zonas comerciales, protegiendo así tanto la actividad económica como el turismo.

El cambio del Plan General se aprobó ayer, pero la medida estará en fase de exposición pública por si alguna entidad quiere presentar alegaciones a la revisión. Alandete remarcó la necesidad de establecer criterios claros en cuestiones para cambios urbanísticos de calado. En ese sentido, dijo que desde su departamento se ha considero que los locales que cumplan los requisitos podrán pasar a ser viviendas.

La medida afectará a casi toda la playa. Así quienes dispongan de un local que cumpla con los requisitos podrá iniciar los trámites una vez que el cambio en el Plan General entre en vigor. Eso sí, hay tres zonas donde estas medidas no tendrán efecto.

«Tanto el paseo Marítimo, la avenida de la Pau y el paseo Rosa dels Vents quedan fuera de esta medida. En estas zonas los bajos no podrán ser viviendas aunque reunan las condiciones», relató el titular de Urbanismo.

El motivo es que se quiere garantizar la actividad comercial y la pervivencia de los establecimientos de proximidad, dado que estos tres enclaves son muy transitados tanto por vecinos del Grau y la playa, así como por los turistas que visitan la costa de Gandia. En el pleno también se aprobó otro cambio del Plan General. La medida afecta a las calles peatonales de Benipeixcar, donde se ha planteado retirar el retranqueo fijado hace décadas para las casas más antiguas.

Más