Oliva planta cara al Consell e irá a los tribunales para frenar el Pativel por perjudicar sus playas

Tramo de la costa de Oliva catalogado como playa natural que está afectado por la aprobación del Pativel. / lp
Tramo de la costa de Oliva catalogado como playa natural que está afectado por la aprobación del Pativel. / lp

El Ejecutivo liderado por Compromís lamenta que el plan del litoral no se haya elaborado con una mayor sintonía de los municipios afectados

ROCÍO ESCRIHUELA OLIVA.

El Ayuntamiento de Oliva ha agotado su paciencia y se ha rebelado contra el Consell por la aprobación del Pativel (Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral) ya que consideran que esta actuación «afecta negativamente a los intereses de la ciudadanía». El paso hacia adelante que ha dado la Generalitat con este plan ya no tiene marcha atrás, por eso desde el ejecutivo consideran que su última reivindicación está en alzar la voz con un requerimiento para que les escuchen o ir más lejos y llevar su protesta a los tribunales.

«El tiempo de hablar ya ha pasado y sólo nos quedan este tipo de acciones», apuntó el alcalde de Oliva, David González. El edil de Compromís explicó a LAS PROVINCIAS que desde el Consistorio «hemos tenido muchas reuniones antes de la aprobación del Pativel, pero ahora que ya lo han aprobado no van a echarse atrás». El munícipe apuntó que antes de llegar a la aprobación definitiva del Pativel, desde el Consistorio presentamos las alegaciones, pero ahora «ya sabemos que no hay nada más que hablar». González apuntó que el Consell ya sabe que «nosotros vamos a recurrir».

Desde la Ciudad Condal lamentan que esta actuación no ha tenido en cuenta una particularidad singular que tienen las playas de Oliva y que no poseen otras de la Comunitat Valenciana: casi el 80% de sus playas están catalogadas como naturales. Por este motivo desde el Consistorio consideran que se debería tener en cuenta estas características. El litoral de Oliva comprende 8,9 kilómetros de costa de los que 7 están calificados como playas naturales abiertas, a pesar de que buena parte de estos tramos del litoral, 6,22 kilómetros, tienen detrás de las dunas suelo urbanizable. También, muchas de estas áreas representan una parte significativa del LIC (Lugar de Interés Comunitario) de Dunas de la Safor.

El alcalde señala que «el tiempo de hablar ha pasado y sólo quedan este tipo de acciones»

Ante tal situación excepcional, desde el Consistorio lamentan que esta situación a la que se ha llegado «podría haberse evitado, o como mínimo, haberse tenido en cuenta, si el Pativel se hubiera elaborado con una mayor sintonía con los ayuntamientos de los municipios costeros afectados».

Consenso político

La sesión plenaria de ayer decidió llevar a cabo este procedimiento con los votos favorables de Compromís, Projecte Ciutadans, Gent d'Oliva, PP y PSPV, y el voto en contra del edil de EUPV-Acord Ciutadà. Los grupos municipales piden al Consell que «derogue aquellos aspectos del Pativel que afecten negativamente a los intereses de la ciudadanía».

Desde el Ayuntamiento exponen una serie de motivos fundamentales por los que creen que esta actuación planteada por la Generalitat perjudica gravemente tanto los intereses de los vecinos, como el desarrollo turístico de Oliva. Entre otras cuestiones alegan que el Pativel «no afronta uno de los principales problemas que sufre la infraestructura verde del litoral olivense y del sur de la Safor como es la regresión del litoral». «No hace mención al grave peligro que sufren nuestros ecosistemas dunares», matizan.

También consideran que este plan «plantea una cantidad desproporcionada de suelo no urbanizable de protección del litoral al hablar de 500 metros de profundidad desde la ribera del mar, cuando la función protectora del sistema dunar estaría garantizada con una franja litoral de 200 metros».

Los planes urbanísticos también están en el punto de mira de las quejas del Consistorio. Según el Ayuntamiento, el Pativel «genera terribles agravios comparativos entre aquellos que han actuado mal desde el punto de vista medioambiental y los que lo han hecho bien». Además, añaden, no se contempla ninguna compensación a aquellos propietarios de suelo que han hecho posible la existencia de espacios mediambientales valiosos. Una situación que va más allá ya que consideran que «el agravio comparativo más sangrante» es el que se observa con las edificaciones existentes y las parcelas sin construir.

«Mientras las edificaciones 'ilegales' tienen amnistía con posibilidad de ser rehabilitadas y adecuadas para usos residenciales, las parcelas que no han construido, cumpliendo la legalidad urbanística, ven enormemente limitados sus usos», puntualizan desde el Consistorio.

González indicó que en Oliva «somos muy conscientes de la necesidad de salvaguardar la infraestructura verde del litoral después de tantos años de destrucción irresponsable». Pero el alcalde de la ciudad Condal apuntó también que «consideramos que un plan tan ambicioso debe ir acompañado de una mayor dotación económica que valore más esta infraestructura verde y ponga de manifiesto su apuesta por la conservación y ampliación».

Las actividades náuticas, unos de los principales motores económicos y turísticos de Oliva también se han visto perjudicadas. El Pativel prohibe la práctica de deportes náuticos federados en zonas catalogadas como playas naturales. De ese modo, este verano, el Ayuntamiento no ha podido instalar el canal de kite surf en el litoral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos