Oliva minimiza el aumento del IBI con una rebaja del tramo local del 2%

El gobierno bipartito asume los 370.000 euros pendientes de pago de facturas de 2018 que dejó el anterior ejecutivo

Ó. DE LA DUEÑAOLIVA.

El ejecutivo de Oliva (Compromís y PSPV) ha sacado adelante una modificación de la ordenanza reguladora del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Estos cambios rebajan el tramo local de esta tasa, con el fin de minimizar la subida de los recibos generada por el aumento catastral, derivado de la revisión que se realizó en el año 2014.

Pero estos cambios no evitarán que los contribuyentes paguen un poco más en 2020. El gobierno municipal ha modificado la ordenanza y ha rebajado el gravamen dentro del tramo local. Así, el tipo impositivo pasa del 0,657% al 0,643%. Esto supondrá una rebaja del 2,13% como indicaron desde el gobierno.

Sin embargo, en la práctica este cambio no lo percibirán los ciudadanos, ya que los recibos aumentan por la revisión catastral. El resultado de este choque de aumentos y rebajas es que los recibos crecerán un 1%.

Los vecinos pagarán un euro más por cada cien, siempre que tengan domiciliado los recibos. Y es que otro de los cambios de la ordenanza es la entrada en vigor es la bonificación a aquellos que tengan el pago ordenado a través de una entidad bancaria, de entre el 3 y el 5%.

Desde el gobierno de Oliva indicaron que les «hubiera gustado que la reducción del tipo impositivo fuera superior al 2,13%». «Debemos recordar a los miembros de la oposición que formaron parte del gobierno anterior, la situación económica en la que dejaron varias partidas, en negativo. Participación y Mujer con -17.500 euros», añadieron.

El ejecutivo precisó también que el presupuesto del 2019 «ha tenido que absorber 370.000 euros en facturas que no se pagaron 2018 y que han tenido que hacerse frente en el presupuesto actual».

Por otro lado, en el pleno celebrado este jueves también se aprobó una subida del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras. Salió adelante el incremento de la tasa de construcciones, que pasa del 3,31% al 3,64%. Esto supondrá un incremento de recaudación total para 2020 de 36.000 euros.

Asimismo, se incorporó en el hecho imponible las declaraciones responsables. Finalmente, se incluyen las licencias urbanísticas que se solicitan por declaración responsable, que actualmente no se estaban cobrando por no haberlas regulado vía ordenanza fiscal. «Este hecho permitirá mejorar la recaudación sin incrementar la tasa».