Oliva lleva luz eléctrica a 50 parcelas de Aigua Blanca y zanja 17 años de problemas

Una avenida del sector Aigua Blanca de Oliva, que está prácticamente finalizado tras años de espera. / lp
Una avenida del sector Aigua Blanca de Oliva, que está prácticamente finalizado tras años de espera. / lp

El Consell autoriza a la ciudad la distribución de energía en el sector y la empresa inicia las pruebas durante las próximas semanas

Ó. DE LA DUEÑA

oliva. Los propietarios del medio centenar de parcelas del sector Aigua Blanca de Oliva tendrán energía eléctrica en unas pocas semanas. El residencial, que aglutina a unos 50 propietarios y más de una decena de viviendas, ve como cada vez está más cerca el fin de la urbanización tras años de inoperancia por parte de distintos gobiernos de la ciudad.

La llegada de la energía eléctrica es todo un síntoma de que tocan a su fin 17 años de sufrimiento de los vecinos. En 2002 arrancó la reparcelación del sector y en 2006 las obras de urbanización. A los pocos meses la empresa constructora entró en quiebra, abriendo así un largo paréntesis de incertezas para los propietarios que empiezan a ver el final.

La actuación se paralizó y no ha sido hasta estos últimos años cuando el ejecutivo ha logrado rematarla, todo ello con enfrentamientos entre partidos al defender distintas opciones para culminar las obras de este residencial.

Aún así, quedan algunos flecos para llegar al final definitivo, pero todo apunta a que en unos meses las calles de este distrito estarán operativas y los vecinos tendrán los servicios de un sector finalizado y, sobre todo, la legalidad jurídica que les otorga el fin del proceso de urbanización.

Uno de los factores que muestra que la finalización será más pronto que tarde es la puesta en marcha del servicio de energía eléctrica en las casi 50 parcelas con las que cuenta este distrito de la playa de Oliva. De hecho, hace sólo tres semanas el Consell dio la autorización al Ayuntamiento para acometer estos trabajos.

Ahora, la empresa suministradora comenzará las primeras comprobaciones en los conductos que se han instalado, como dijo el edil Vicent Canet.

El concejal de Compromís aseveró que la concesionaria acudirá durante las próximas semanas, antes de que finalice el mes de abril, a realizar los primeros trabajos en el distrito: «La empresa ha de comprobar que los transformadores funcionan y que la energía llega tanto a las 50 parcelas, como a la decena de viviendas que hay en este sector de la playa».

Transformadores

Esta labor, no tiene porqué alargarse en el tiempo, ya que el número de transformadores que hay en el sector no es elevado, apostilló el concejal que ha llevado durante los últimos tiempos la gestión del residencial junto a otros miembros del gobierno de Oliva.

Una vez que estos distribuidores estén en marcha la mercantil procederá a retirar decenas de postes, quizá en el próximo mes de mayo. «Estos grandes palos de madera llevan décadas en las calles y caminos, desde antes de la urbanización, algunos incluso dentro de las parcelas, generando molestias a los propietarios. Ahora se retirarán y se suprime el mal efecto y el peligro que conllevaban», finalizó el concejal de Patrimonio.