Oliva exige «flexibilidad» para que el Pativel no limite los usos de sus playas

Vista aérea de la franja costera de Oliva donde los turistas disfrutan de una jornada de playa. / lp
Vista aérea de la franja costera de Oliva donde los turistas disfrutan de una jornada de playa. / lp

El ejecutivo quiere impulsar un cambio de modelo turístico que ayude a desestacionalizar y ya planifica el plan de temporada de 2020

ROCÍO ESCRIHUELAOLIVA.

El Pativel (Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral) y el catálogo de playas de la Comunitat impulsado por el Consell continúa siendo un quebradero de cabeza para Oliva. La calificación del 80% de la costa de este municipio como playas naturales está limitando el uso turístico de las mismas y sobre todo las actividades náuticas y deportivas.

Una situación a la que el Ayuntamiento de Oliva quiere poner freno para no ver perjudicada la economía local y los intereses de los empresarios que se dedican a este tipo de actividades, así como a la llegada de turistas. El ejecutivo está dispuesto a pelear por los intereses locales y quiere abrir una negociación a tres bandas entre el Ayuntamiento, Demarcación de Costas y el Consell para solicitar una «flexibilidad en la catalogación de las playas de Oliva».

Con este diálogo se pretenden consensuar las directrices para «poder realizar más actividades en todas las playas catalogadas dentro del Pativel como naturales que en estos momentos limitan mucho su uso turístico». Una preocupación que la semana pasada le trasladaron al director general de la Demarcación de Costas, Antonio Cejalvo, en una reunión en la que participaron la vicealcaldesa Ana Morell, y los ediles Kino Calafat y Miguel Monzonís, responsables de Turismo y Planteamiento Urbanístico, respectivamente.

El gobierno quiere una reunión a tres bandas para negociar con el Consell y Demarcación de Costas

Vía judicial

A pesar de que tanto en el Consistorio de la Ciudad Condal como en la Generalitat, el PSPV y Compromís están ahora al frente de estas administraciones, desde hace más de un año, el Ayuntamiento mantiene abierta la vía judicial contra el Pativel porque consideran que perjudica los intereses de la ciudad. Así lo han dejado patente en varias ocasiones todos los grupos municipales que por unanimidad decidieron recurrir a los tribunales para defender su litoral.

Al margen de la inquietud demostrada por la catalogación de playas, la reunión con Cejalvo también sirvió para que el ejecutivo olivense le trasladara otras propuestas e inquietudes en materia turística como el uso de la zona marítimo terrestre que depende de Demarcación de Costas, como han señalado en un comunicado.

Desde el gobierno apuestan porque Oliva «necesita un cambio de modelo turístico». «No podemos continuar de la misma forma. Hemos llegado a un punto de inflexión. Necesitamos ser valientes y crear actividades para que nuestros hijos tengan durante todo el verano una programación continua y no tengan que irse fuera», han apuntado. Pero el nuevo modelo turístico que el ejecutivo plantea también va dirigido a quienes visitan Oliva para que «dispongan de este tipo de ocio y se queden en nuestra ciudad».

La desestacionalización también está en el punto de mira del nuevo gobierno local que ha señalado que ya se ha puesto en marcha para trabajar en el Plan de Temporada de 2020 y abordaron en la reunión con Demarcación de Costas las concesiones de instalaciones temporales para las playas de Oliva. Calafat apuntó que «estamos preparando un nuevo plan que ofrezca unas actividades turísticas muy superiores a las que ahora se contemplan y por eso ya nos hemos puesto manos a la obra».

El ejecutivo también planteó al representante de Costas la posibilidad de lograr concesiones fijas que puedan ofrecerse todo el año, no sólo en temporada alta. Morell señaló que de esa forma «podemos intentar favorecer que Oliva sea un destino turístico no sólo en los meses de verano, sino todo el año».