Las obras del paso a nivel de Xeresa sacan a la luz un tramo de una acequia medieval sepultada

Uno de los tramos de la acequia de Sant Joan sepultado por otras obras y el paso de los años en el término municipal de Xeresa. / lp
Uno de los tramos de la acequia de Sant Joan sepultado por otras obras y el paso de los años en el término municipal de Xeresa. / lp

La Associació Cultural Xaresa instó a la conselleria a supervisar la actuación para no destrozar una infraestructura que fue el origen de la industria del azúcar en la comarca

ROCÍO ESCRIHUELAXERESA.

Las obras de construcción de un paso a nivel sobre la vía férrea en Xeresa han podido sacar a la luz un tramo de una acequia medieval que se encontraba sepultada por otras obras en esa zona agrícola, así como por el paso de los años que ha ido depositando tierra sobre este canal. Se trata de una infraestructura del siglo XV que marca los primeros pasos de lo que sería la industrialización en el ámbito de la Safor.

La Associació Cultural Xaresa es quien instó a la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte a acudir a la zona dada la importancia que este hallazgo tenía. Este entidad, de reciente creación, que se encarga de poner en valor el patrimonio local fue quien instó a la Generalitat a visitar los restos arqueológicos. Desde el Consell, gracias a la gestión burocrática de la asociación, han asignado al arqueólogo Josep Ferrandis la intervención. Una actuación que servirá para documentar los restos de esta infraestructura.

Canal oculto

El presidente de Xaresa, Emili Moscardó, apuntó que «entre el 80 y 90% del canal no se ve porque se ha quedado oculto, pero se tenía conocimiento de que estaba ahí y por eso avisamos a conselleria para que acudiera un inspector».

El arqueólogo manifestó que Adif, responsable de las obras, «no sabía lo que había oculto» y por eso alertaron desde la entidad para salvar parte del patrimonio y que no quedara destrozado por esta excavación. Según apunta, «no se hizo un estudio previo y no se sabía lo que había ahí debajo».

Moscardó recordó que «gracias al control de la asociación han salido a la luz restos antiguos», e insistió en que la intención de la asociación que preside «no es paralizar las obras sino recuperar la historia y que todos se puedan aprovechar y conocerla». La mayor parte de esta acequia está cubierta por un nuevo canal de agua que con el paso del tiempo se ha construido sobre el otro de origen medieval.

El arqueólogo y vecino de Xeresa señaló que son también los particulares quienes deben instar a las administraciones públicas a estas actuaciones para proteger parte de la historia de los municipios. «Son importantes estas actuaciones con el fin de que estos restos arqueológicos no se queden colgados bajo tierra y que no los podamos ver», apuntó el presidente de la Associació Cultural Xaresa.

El origen de esta infraestructura se remonta hasta el siglo XV. Según explicó Moscardó, el 13 de abril de 1419 Galcerà de Vich, señor de Xeresa, recibió licencia del Duc Alfons el Vell de Gandia para poder traer agua desde los 'ullals' que nacen debajo del Castell de Bayrén, en forma de acequia, hasta las Huertas de Sant Joan en Xeresa. De ese modo, se aseguraba el agua suficiente para regar un nuevo cultivo que necesitaba de esta agua cada dos semanas. «Fue el primer intento de un señor en invertir en infraestructuras para poder obtener posteriormente más dinero», destacó el presidente de la entidad.

Estos seguramente fueron los inicios del cultivo de la caña de azúcar donde Oliva y Xeresa fueron «los pioneros», apuntó Moscardó. La caña de azúcar fue considerada en aquellos años como «el oro de la época» y fue una industria que aportó riqueza en todo el ámbito de la Safor.

Más