CES muestra su preocupación por el retraso de las infraestructuras

R. ESCRIHUELAGANDIA.

El Cercle d'Economia de la Safor (CES) ha mostrado su preocupación ante los retrasos de las infraestructuras del Corredor Mediterráneo y cómo puede afectar esta demora a la comarca y sobre todo al sector empresarial. Y es que, según ha señalado el presidente del CES, esta «es una cuestión que todavía no se ha planteado en la comarca».

Ante esta situación, Soler ha anunciado que uno de los principales ejes del Cercle d'Economia de la Safor para este nuevo curso será movilizar a fuerzas políticas y económicas con el fin de buscar una solución que permita el futuro de la conectividad de la Safor con Europa que «es tan importante en relación con la economía».

Además, Soler avanzó que la formación y la ocupación se convertirán en otra de las líneas de trabajo prioritarias del CES en 2019 - 2020. «Nos preocupa mucho la formación profesional y, en este sentido, vamos a trabajar para que esa relación entre centros formativos y empresas sea real», indicó el presidente de la asociación empresarial. También, Soler añadió que la FP «creemos que es una parte fundamental para que la ocupación sea la adecuada en estas comarcas».

Por último, el presidente del CES y vicepresidente de la Federación de Asociaciones de Empresarios de la Safor, ha destacado la labor de la patronal porque «ante cualquier problema, ahí está FAES para ayudar a las asociaciones y a sus empresarios». Soler entiende que el asociacionismo es fundamental y considera que «todas las asociaciones deberíamos estar en FAES y esa es la fuerza que podemos tener. Estar todos juntos».