El Monasterio de Cotalba: música, gastronomía y cultura

Una de las actuaciones musicales celebradas el pasado verano en el patio de los Naranjos del Monasterio de Sant Jeroni. / j.j. todolí
Una de las actuaciones musicales celebradas el pasado verano en el patio de los Naranjos del Monasterio de Sant Jeroni. / j.j. todolí

Este legado del patrimonio del siglo XIV comparte con el Palau Ducal dels Borja la oferta de actos como atractivo turístico del verano

ROCÍO ESCRIHUELAALFAUIR.

El Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba (Alfauir) se convierte desde este viernes en un escenario de lujo y se sitúa como referente musical del verano de la Comunitat. El edificio de la familia Trénor apuesta una vez más por difundir su legado patrimonial y abrirlo a todos los públicos para que admiren un edificio único que data de 1388 y que está declarado Bien de Interés Cultural (BIC) desde hace más de dos décadas.

Este monumento, que perteneció a los jerónimos, contiene elementos de diferentes estilos desde el mudéjar al gótico pasando por el barroco y el neoclásico. Una joya digna de visitar y que en las próximas semanas está aún más al alcance de turistas y vecinos de la Safor en una cita que además de difundir la historia del recinto fusiona arte, música y gastronomía. Un evento que sirve de impulso a la restauración de esta construcción monástica.

Y es que todos los ingresos obtenidos en cualquiera de las actividades o eventos organizados en el monasterio se invierten directamente en su mantenimiento y rehabilitación. El Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba tiene en marcha un importante proyecto de conservación y rehabilitación que sacará a relucir, aun más, este emblemático edificio que se alza en un entorno natural privilegiado en el término municipal de Alfauir.

El Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba.
El Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba. / LP

Un lugar desconocido para muchos ciudadanos de la Safor y las comarcas limítrofes pero que aspira a auparse en el liderazgo patrimonial de la Comunitat.

Un escenario situado en el patio de los Naranjos es el espacio idóneo para contemplar la majestuosidad del edificio. Un bella estancia del cenobio que alberga una cisterna construida en la época de la duquesa María Enríquez. Historia, cultura y arte unidos en torno a un evento que lleva once años en liza, primero organizado por el Consistorio, y desde hace cuatro años consolidado de manos de la familia Trénor.

Estreno

Esta misma tarde arranca a las 20 horas la primera de las cinco citas de Música al Monestir que se desarrollará entre hoy y el 18 de agosto. Una amplia variedad de estilos musicales sin dejar de lado la dedicación especial del festival de acercar al público la música clásica y antigua con el jazz.

La formación valenciana Venus Quintet será la encargada de debutar en esta undécima edición. El quinteto está formado por solistas internacionales y músicos con un bagaje artístico muy destacado y con una trayectoria que ha pasado por renombrados festivales de España y Europa. Obras de Mozart, Rossini, Verdi, Grieg y Bizet retumbarán en el cenobio para romper la apacible tranquilidad de un entorno envidiable.

Pero no sólo de música vive el hombre, y por ello, los conciertos se pueden combinar de manera opcional con visitas guiadas al monasterio que arrancan a media tarde para dar paso después a la audición de las piezas musicales. Pero para aportar un punto más de atención, los visitantes pueden sumar a su oferta una cita gastronómica: cenas en los jardines románticos del monasterio después de cada concierto.

La oferta se completará con jazz, soul y folk de la mano de The George Lacson Project el próximo 21 de julio. Un grupo que ya deleitó al público el año pasado y que en esta ocasión repiten, aunque con algunos cambios de artistas en la formación.

Acueducto del siglo XV que va desde Rotova al Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba
Acueducto del siglo XV que va desde Rotova al Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba / Paco Tortosa

Ya en agosto, el día 4 será el turno de Capella de Ministers en un homenaje musical a Lucrecia Borja, hija de Alejandro VI. La ópera y la zarzuela de Camerata Lírica con la soprano Inmaculada Laín, el tenor Rodolfo Albero y la maestría de Manuel Ariza al piano reunirán al público en el patio de los Naranjos el 11 de agosto. Babalú Swing Band pondrá el colofón a la Música en Sant Jeroni el 18 de agosto con un viaje en el tiempo hasta la América de los años 40.

600 años de historia

Pero la oferta de Sant Jeroni no es la única de la comarca que pone en valor el patrimonio histórico de la Safor. Una unión de 600 años vinculan al monasterio con el Palau Ducal dels Borja, que desde 2013 trabajan de forma conjunta con visitas coordinadas a ambos momumentos, aunque su estrecha vinculación histórica comenzó hace muchos años, allá por el siglo XIV.

La cuna de la familia Borja ofrece en Gandia un producto turístico diferente que complementa la oferta de sol y playa con eventos en pleno centro histórico de la Ciudad Ducal. El Palau continúa este verano con su apuesta por las visitas nocturnas, todos los martes y jueves, que tanto cautivaron a los visitantes el año pasado. Una visita guiada donde se pueden contemplar estancias como el aljibe, la antigua prisión o el patio de cañas que sólo son posible con esta actividad.

A ello se suma también la oferta gastronómica y musical con las cenas borgianas a ritmo de jazz el 27 de julio y 24 de agosto donde los comensales disfrutan del pasado con un menú basado en platos de cocina tradicional. Además, hay hueco para la ópera. Esta noche la cita es a las 22 horas con La Boheme y el 17 de agosto La Traviata sonará en el patio del Palau Ducal.

Fotos

Vídeos