Los 72 millones de facturas por pagar que dejó el PP cuestan seis en intereses

Gandia abona la deuda que reclama l'Urbanet y los populares denuncian que un informe de la Airef revela que la situación económica es «crítica»

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

Las facturas pendientes de pagó que se encontró el actual gobierno de Gandia (PSPV y Més Gandia) era de 72 millones de euros. En los tres años y medio que van de legislatura el bipartito ha abonado todos estos impagos y también los intereses. Este último concepto supera los seis millones, tal y como aseguró el coordinador general de Economía de Gandia, Salvador Gregori.

El responsable del área económica compareció ayer para anunciar que el gobierno tiene que hacer frente a 450.000 euros de intereses que reclama la empresa La Marina Gandiense, por gestionar el servicio de l'Urbanet.

Gregori recordó que el anterior ejecutivo, del Partido Popular, dejó por pagar a la mercantil que gestiona el servicio de transporte urbano dos millones de euros. Esta cantidad, añadió el socialista, se ha abonado y no hay deuda alguna con la mercantil.

Aún así la empresa ha solicitado que se le abonen los intereses de demora, «a lo que está en su derecho», apostilló el titular de Economía. Lo dramático para Gregori es la cantidad que ha pagado Gandia en lo que va de legislatura «por las facturas que quedaron pendientes de la época de Arturo Torró».

«Nos encontramos con 72 millones de deuda a numerosas empresas. Todos esos impagos han generado más de seis millones de euros en intereses que este Ayuntamiento ha tenido que desembolsar», detalló.

Entre otros ejemplos habló de las demoras en los pagos de los reequilibrios de los aparcamientos, de las contratas de limpieza o parques y jardines o los de la compra de la parcela del antiguo cine Bulevard. Todas estas partidas ha ido sumando intereses por el retraso en los pagos y de ahí se suman los seis millones, aseveró Gregori.

Respuesta de Barber

El edil del Partido Popular de Gandia Guillermo Barber respondió a las afirmaciones de Gregori. Dijo que los números que dio el responsable de Economía «no ofrecen nada nuevo».

Es más, afirmó que el ejecutivo de izquierdas «está encantado de haberse conocido» y que el dinero del que hablan que han de pagar de intereses a l'Urbanet «ya se lo han gastado en abogados para hacer frente a demandas».

Por otro lado, Barber sostuvo que los argumentos del ejecutivo se desmontan con facilidad: «Existe un informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Financiera que dice que la situación de Gandia es 'critica', atendiendo a los presupuestos de 2018».

Para Barber esto es lo verdaderamente grave: «No estamos hablando de Gandia en los años del PP ni durante los 28 años de gobiernos del PSPV, sino que este informe se refiere a este mismo ejercicio y tiene como base las cuentas que ha preparado el bipartito para este año».

Todo esto ocurre, agregó, después de que el gobierno de izquierdas «haya subido los impuestos» y haya practicado recortes en esta legislatura, que se suman a los ejecutados por el PP en la anterior.

Fotos

Vídeos