La mejora del Angels Vision no es suficiente para ganar en la cancha del Alginet

S. ROCA

gandia. El Angels Vision Gandia se presentaba en Alginet con la lógica preocupación de la paliza recibida en la Lliga Valenciana y con ganas de mostrar otra cara, quizá no la definitiva, pero si más cerca de lo que se espera del equipo y de su técnico. Víctor Rubio, venía advirtiendo del cambio de era, de objetivos y de planteamiento, pero no de ambición, que sigue siendo la de dar lo mejor de sí cada partido. De mejorar y no dar nada por hecho.

El Bàsquet Gandia mejoró, es cierto, y la prueba es que el primer cuarto estuvo apunto de acabar con ventaja visitante gracias a un mejor acierto ofensivo que en otras ocasiones y una mayor solidez atrás. Luego, los errores habituales en pretemporada volvieron a ser clave para que el encuentro se decantara del bando local, mucho más hecho y compacto que el Angels Vision que tuvo en Joaquín Ródenas a su mejor hombre con 32 puntos. El partido finalizó con victoria local por 81 a 68.

Por el Angels Vision Gandia jugaron y anotaron ante el Alginet: Joan Hernández (8), Joaquín Ródenas (32), Bruno Fernando (2), Troy McIndoe (2), Alan Kleinjan (11) -cinco inicial- Unai Zamora (0), Corona (4), Santamatilde (2), Sergi Bordes (0), Shalawn Miller (7) y Nedas Krisciunas (0).

Por su parte, en el bando local destacaron los 17 puntos de Dalmau, los 11 de Miguel Martínez o los diez puntos que aportaron los jugadores Adrián Gálvez y Diego López.

La jornada tuvo resultados como la victoria a domicilio del Ifach Calpe en Cartagena (69-74), la exhibición del Hero Jairis en la cancha de L'Alfàs del Pi donde se impuso por 54 a 74 o la derrota en casa del Valencia frente al UCAM Murcia por 73 a 88.

El próximo rival de los gandienses será el Basket Cartagena en el primer partido de liga de la presente temporada que el conjunto que dirige Víctor Rubio jugará en casa.