Marzà descarta ampliar ciclos de Deporte en Oliva y deja sin estudios a 45 jóvenes

Acceso principal al Gregori Maians de Oliva. / Rocio escrihuela
Acceso principal al Gregori Maians de Oliva. / Rocio escrihuela

El Consell conocía desde julio la alta demanda de plazas y los padres critican que la única alternativa sea un centro privado a razón de 300 euros al mes

Ó. DE LA DUEÑA OLIVA.

La conselleria de Educación, que dirige Vicent Marzà, ha descartado ampliar las unidades de los ciclos formativos de Actividades Física y Deportivas que se imparten en el IES Gregori Maians de Oliva, lo que supone que unos 45 aspirantes se quedan sin poder cursar estos estudios.

La decisión la comunicaron ayer a LAS PROVINCIAS desde Educación. Indicaron que se han recibido, como ya publicó este periódico, muchas más peticiones que plazas ofertadas y que quienes no hayan entrado «se quedan en lista de espera».

Con estas palabras, desde el departamento de Marzà dieron por cerrado el tema y descartaron ampliar los grupos para poder dar cabida a estos 45 jóvenes, que ya en el mes de julio formalizaron la prematrícula para los ciclos con la intención de ser admitidos.

De hecho, hace dos meses, desde la dirección del centro se alertó a los superiores de Educación, inspectores y otros dirigentes, de la «elevada demanda de plazas», algo que ocurre todos los años y que desde el Consell «no dan ninguna solución», indicaron.

Por tanto, en julio, el área de Marzà ya sabía que había más de 15 jóvenes en lista de espera para cursar el ciclo medio de Deporte y más de 30 para acceder al ciclo superior de la misma materia.

El problema viene, como indicaron desde Educación, que estos estudios se implantaron «con la Logse y que necesitan una revisión».

Por tanto, no hay previsto que se implanten estos ciclos en otros centros cercanos. De hecho, confirmaron las mismas fuentes, hay lista de espera en las dos localidades donde se imparten: Guadassuar y Dénia. Las conexiones con estas poblaciones desde Oliva son más bien escasas.

Por otra parte, algunos padres hicieron llegar sus quejas a este rotativo ante la falta de plazas y que la única alternativa sea un centro privado en la Safor, donde las mensualidades son de más de 300 euros. «Esa no es la formación profesional que esperamos las familias para nuestros hijos después de toda la publicidad que hacen en televisión para que los jóvenes se inclinen por este tipo de enseñanzas», dijo un padre, cuya hija está en lista de espera.

Desde el AMPA del IES Gregori Maians Oliva indicaron que 45 «estudiantes no se pueden quedar fuera de ciclos formativos» y que el Consell está obligado a dar una solución: «No sabemos cuál, pero están para dar soluciones, y nos da igual que sean de FP u otros estudios, pero todos tienen que tienen el derecho a formarse en aquello que desean».

Fotos

Vídeos