Una llamada de Mónica Oltra a David González rompió el pacto a última hora con Projecte Oliva

David González recibe la vara de mando de manos del edil Enrique Parra y ante la mirada de Joan Mata, ambos de Projecte Oliva. / lp
David González recibe la vara de mando de manos del edil Enrique Parra y ante la mirada de Joan Mata, ambos de Projecte Oliva. / lp

El cambio de postura del PSPV, que aceptó minutos antes de la investidura dar la alcaldía a Compromís cuatro años, propició el giro de la situación

ROCÍO ESCRIHUELAOLIVA.

La decisión de lograr un acuerdo para la investidura de David González para revalidar la alcaldía de Oliva se decidió 'in extremis'. Tan a última hora que el edil de Compromís estaba a punto de firmar el pacto alcanzado con Projecte Oliva en la sala de comisiones del Ayuntamiento. Una llamada de Mónica Oltra en el último momento fraguó ese acuerdo entre ambas formaciones que daba la alcaldía cuatro años a la independiente Yolanda Pastor, líder del partido que había ganado las elecciones.

Oltra comunicó a González que el PSPV iba a darle su apoyo minutos después en el pleno y fue entonces cuando el edil de Compromís tuvo que anunciar a Pastor la decisión de no poder rubricar el acuerdo alcanzado la noche anterior. Fueron momentos complicados para todos los representantes políticos que se reflejaron minutos después en la sesión de investidura con caras largas por parte de los representantes de los tres grupos municipales implicados en las negociaciones.

González confirmó ayer a LAS PROVINCIAS que recibió una llamada de Miquel Real, jefe de gabinete de la vicepresidenta del Consell, a quien posteriormente le paso el teléfono para que ambos hablaran. Oltra se encontraba en la sesión de investidura de la corporación municipal de Crevillent.

Minutos antes, la líder del PSPV de Oliva, Ana Morell, había llamado al socialista Carlos González Bielsa que era el encargado de negociar los pactos a nivel municipal para trasladarse la decisión de apoyar a González en la votación, a pesar de que la noche anterior los dos partidos habían roto las negociaciones después de que Compromís no aceptara compartir la alcaldía con los socialistas en dos periodos iguales.

González afirmó ayer que la asamblea de Compromís daba prioridad al acuerdo con el PSPV dentro del marco del Botànic, pero tras no lograr el acuerdo con los socialistas, se citaron con Projecte Oliva media hora antes de la sesión de investidura para firmar el pacto. El cambio de postura de los socialistas dio un giro de 360 grados a la situación.

Negociaciones a tres

Las negociaciones a tres bandas donde los tres partidos con opciones han intentado alcanzar acuerdos con todos propició que la situación no se definiera hasta el último momento. Además, los resultados conseguidos en las urnas dejaban a los tres casi en igualdad de condiciones con Projecte Oliva y Compromís con seis ediles, aunque los independientes con mayor números de votos, y el PSPV con cinco. La ciudad ha celebrado este fin de semana la Fira i Festes y lo sucedido ha centrado las conversaciones de los vecinos.

González reconoció ayer la «presión» por «tener que decidir en un minuto» y señaló que entiende el malestar de Projecte Oliva porque «las formas no son las correctas», ya que la situación cambió a última hora y dejó sin alcaldía a los independientes como estaba previsto. Tanto es así, que el alcalde afirmó que ni su familia conocía que iba a ser investido alcalde.

Por su parte, Morell incidió ayer en lo que manifestó durante su discurso en el pleno dejando constancia que es «mejor compartir Botànic». La líder socialista señaló que durante esta semana ambos partidos «hablaremos para gestionar el nuevo gobierno». «Nos sentaremos porque se debe reestructurar el Ayuntamiento y se debe hacer ya. Es prioritario reconfigurar todos los departamentos», puntualizó Morell.

La edil del PSPV no ocultó el sábado que las relaciones entre ella y González nunca han sido buenas, pero ha decidido dejar al margen las relaciones personales para llevar adelante una administración. En sus palabras afeó al edil de Compromís «no haber estado a la altura de lo que Oliva necesitaba, pero el PSPV le ha dado otra oportunidad».

Más