Un juez investiga unas obras en una vivienda de Villalonga pagadas por el Ayuntamiento

Acceso principal al Ayuntamiento de Villalonga, a primera hora de la tarde de ayer. / lp
Acceso principal al Ayuntamiento de Villalonga, a primera hora de la tarde de ayer. / lp

Las ediles no adscritas denuncian al alcalde por acometer mejoras en la casa y el magistrado abre diligencias aunque no ha imputado a Enric Llorca

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El alcalde de Villalonga, Enric Llorca, está otra vez en el punto de mira. El primer edil está inmerso en un nuevo proceso judicial tras una demanda tramitada por las ediles no adscritas, Alicia Gomis y Lydia Reig. Las exsocialistas denunciaron a la máxima autoridad municipal por haber autorizado unas obras en un domicilio particular con fondos y personal del Ayuntamiento.

Los juzgados de Gandia admitieron a trámite la querella y se ha abierto un proceso de investigación. El magistrado que lleva el caso está recogiendo testimonios y pruebas para comprobar la veracidad o no de los hechos. Fuentes judiciales explicaron a LAS PROVINCIAS que hay «una investigación en marcha», pero remarcaron que Llorca «no ha sido citado por el momento» y, por tanto, no se le puede «tildar como investigado», lo que antes era imputado.

Aún así, esta demanda es un varapalo para Llorca, ya que acumula varias denuncias en lo que va de legislatura y en uno de los casos en los que está inmerso pasó hace meses de investigado a acusado, es decir que todo apunta a que habrá juicio y se sentará en el banquillo.

Otros procesos

El alcalde de Villalonga ha reiterado en varias ocasiones que aún no ha sido citado para este proceso y que desconoce en qué situación se encuentra. Otras denuncias contra Llorca han sido archivadas.

En cualquier caso, tanto Gomis como Reig acudieron a la sede del Partido Judicial de Gandia a finales de julio al considerar que se estaba haciendo un uso indebido de los recursos económicos y materiales y de los empleados del Ayuntamiento de Villalonga.

Hasta el momento han pasado por los juzgados varios operarios municipales, que han informado al magistrado de cómo fueron los hechos y de quién partió la orden para realizar los trabajos

Al parecer, en la denuncia de las ediles no adscritas se afirma que los empleados del Ayuntamiento acudieron a la vivienda de una vecina de Villalonga «donde cambiaron buena parte del piso, hicieron obras y renovaron una puerta y una ventana».

Canalización pública

Fuentes del consistorio de Villalonga precisaron a este periódico que las obras que se ejecutaron en una vivienda responden a unos daños causados por una canalización pública, por lo que era responsabilidad del Ayuntamiento y hubo de hacerse cargo de las reparaciones como «determina la ley».

Todo indica que aparecieron unas humedades que generaron daños en la casa, tanto en el piso como en alguna pared y fue necesario levantar el suelo, solventar el problema y devolver la vivienda a su estado original.

De momento se desconoce la cantidad que se ha invertido en estas obras, ya que este periódico no pudo hacerse ayer con el alcalde pese intentarlo en repetidas ocasiones. Las ediles no adscritas prefirieron no pronunciarse sobre esta denuncia. Las mismas fuentes del gobierno confirmaron que Llorca no ha sido llamado a declarar y que si es citado acudirá «sin problemas» para explicarlo todo.

Más

Fotos

Vídeos