Juan José Oltra evita un mes de cárcel al abonar la multa con la ayuda de un empresario anónimo

Juan José Oltra, ayer en los juzgados de Gandia. / i. lópez
Juan José Oltra, ayer en los juzgados de Gandia. / i. lópez

El condenado por dañar una señal de tráfico en Gandia lleva al juzgado el justificante de pago de la sanción de 750 euros que fijó un magistrado

IÑAKI LÓPEZGANDIA.

Juan José Oltra evita de manera definitiva la cárcel al presentar durante la mañana de ayer en el Juzgado número uno de Gandia el justificante bancario con el que acreditó el pago de los 750 euros de multa a los que fue condenado. Fuentes judiciales confirmaron, tal y como estipula la sentencia firme, que no tendrá que entrar en la prisión de Picassent gracias a la ayuda altruista del empresario anónimo que le dio la totalidad del dinero.

El día de ayer se antojaba clave en el caso de este vecino de Gandia. El paso previo a que Oltra se presentara en los juzgados para justificar el pago de su multa fue acudir a la entidad bancaria correspondiente para ingresar los 750 euros. El condenado acudió al banco junto a la persona que le ha dado la cuantía total y «respiró aliviado» al abonarla. Con este paso, la justicia frena el requerimiento de privación de libertad y Oltra no pisará el suelo de la cárcel valenciana.

Tan solo 19 días eran los que le restaban de libertad al condenado por considerar el juez de instrucción que llevó a cabo un acto vandálico dañando el mobiliario público de la ciudad. Oltra, ante la inminente entrada en prisión según el requerimiento judicial recibido, reconoció: «Ya me veía cumpliendo la condena de estar 30 días entre rejas, hasta que llegó el empresario anónimo para ofrecerse a pagarme la sanción y evitó que se cometiera una gran injusticia». Cabe recordar que, sin esta ayuda ciudadana espontánea, Oltra era incapaz por sí mismo de reunir la cantidad que le reclamaba el juez por la invalidez médica total que le impide trabajar.

El empresario benefactor quiere permanecer en el anonimato pero tilda el fallo de desmedido Amigos y familiares de Juan José Oltra mantienen la concentración de apoyo para el 16 de agosto

A sus 56 años, el condenado era incapaz de hacer frente a la multa económica porque sus únicos ingresos proceden de una paga de invalidez con la que a «duras penas se puede hacer frente a los gastos más básicos de la vida cotidiana», aseguró Oltra.

Quiere dejar claro también que la aportación económica del empresario anónimo «no tiene ningún tipo de relación ni con el Ayuntamiento de Gandia ni con nada relacionado con el ámbito político de la ciudad, se trata de algo tan simple como la ayuda de una buena persona y que sin interés ninguno ha querido evitar que conmigo se cometiera una injusticia».

El anónimo es alguien al que Oltra conoce «desde hace muchos años» y con el que le une una relación de amistad. Añade que la «muestra de solidaridad y cercanía de los ciudadanos es la única ayuda» que ha recibido desde que el caso tomara un espacio mediático diario. Por otra parte, el empresario anónimo que pagó ayer los 750 euros, quiso manifestar por primera vez a LAS PROVINCIAS su punto de vista aunque siga preservando su identidad públicamente: «He pagado la multa de Juan José Oltra porque considero que se iba a cometer una gran injusticia. Creo que la sentencia firme es desmedida y desproporcionada por los hechos que se juzgan, además de pensar que es inocente. Sé que es una buena persona y estoy en contra de las injusticias. No podía permitir que fuera a la cárcel por no poder pagar los 750 euros».

El anónimo concluyó: «Lo he pagado únicamente por ayudarle pero quiero seguir manteniendo mi anonimato, solo lo he hecho para evitarle la injusticia de entrar en prisión». Considera que él no debe tener ninguna importancia en este proceso, simplemente quiere «aportar su ayuda en concepto de dinero» porque sabe de la incapacidad de Oltra para reunir los 750 euros.

A pesar de haber pagado la multa y de tener constancia judicial de que evitará pasar por prisión, Oltra se mantiene firme en su idea de seguir reclamando justicia. Sustenta su versión de los hechos en que él no arrancó la señal de tráfico y que solo la apoyó en la acera para que nadie que pasara por la calle pudiera hacerse daño. Manifiesta que instantes antes a que un vecino le viera apoyar la señal en el suelo y lo comunicara a las autoridades policiales, un camión la había tirado al hacer maniobras y se partió por la base de tal forma que quedó pendiente y en movimiento. Tal es el grado de seguridad de Oltra en que los hechos fueron como él mismo relata que la manifestación pacífica para mostrarle el apoyo de los vecinos de Gandia sigue convocada para el próximo día 16 de agosto.