Investigan una violación a una menor en Oliva en una noche de alcohol y drogas

Un coche patrulla de la Benemérita, ante la Casa Cuartel de la Guardia Civil de Oliva. / r. escrihuela
Un coche patrulla de la Benemérita, ante la Casa Cuartel de la Guardia Civil de Oliva. / r. escrihuela

Los agentes arrestan a un joven de 22 años como presunto autor de los hechos en una vivienda mientras otros amigos practicaban sexo

Ó. DE LA DUEÑA OLIVA.

Un grupo especializado de agentes de la Guardia Civil investiga una presunta violación a una menor hace poco más de una semana en la localidad de Oliva. La joven de 17 años denunció ante la Policía Nacional de Gandia la supuesta agresión sexual. La chica acudió a la Comisaría de la capital de la Safor acompañada por unos familiares. Allí contó su versión de lo sucedido tan sólo unas horas antes.

Los hechos, al parecer, ocurrieron en una vivienda donde se encontraban dos chicas y dos chicos y donde sólo la denunciante era menor de edad. Todo indica que en la casa se tomaron alcohol y algunas sustancias estupefacientes, como han indicado fuentes de la investigación.

La chica de 17 años quedó, supuestamente, con unos amigos para pasar la noche del sábado y beber. La fiesta comenzó a última hora de la tarde cuando los cuatro jóvenes se reunieron y acudieron a un conocido bar de Oliva para iniciar la fiesta e ingerir las primeras copas, tal y como apuntaron fuentes de la investigación.

Al parecer, una vez pasaron las horas, los cuatro jóvenes salieron de este establecimiento de ocio, y todo indica, «que estuvieron por alguna zona de Oliva paseando y bebiendo», hasta que decidieron ir a la vivienda de uno de los dos chicos. Todos, excepto la denunciante, eran mayores de edad. El presunto agresor tiene 22 años.

Fiesta en la vivienda

Los cuatro jóvenes prolongaron la fiesta en el piso, donde, supuestamente, tomaron algunas drogas y más alcohol, precisaron fuentes próximas al caso. Según pasaba el tiempo un chico y una chica se retiraron del encuentro y entraron en una habitación de la vivienda donde mantuvieron relaciones sexuales.

Mientras tanto, la menor y el joven de 22 años se quedaron solos en una estancia. Según apuntó la denunciante fue en ese momento cuando presuntamente el chico le exigió mantener relaciones. La chica en su declaración inicial apuntó que se resistió, pero que el joven la obligó.

Tras todo esto, la menor se fue de la vivienda. Una vez llegó a su casa, la chica confesó ante sus progenitores los hechos y relató cómo había sido la agresión sexual. En ese momento acordaron acudir ante los cuerpos de seguridad para denunciar los hechos.

Fue durante la mañana del domingo cuando la menor acudió a la comisaría de la Policía Nacional de Gandia para denunciar la supuesta violación.

La chica estuvo en todo momento acompañada por varios familiares. La joven contó lo sucedido ante el juez de guardia, que abrió una investigación para aclarar los hechos. Los efectivos de la Policía Nacional de Gandia se pusieron en contacto con los compañeros de la Guardia Civil de Oliva y los efectivos de ambos cuerpos localizaron al supuesto agresor.

El chico fue arrestado y declaró ante el magistrado de guardia en las dependencias judiciales de Gandia. El joven aseguró que las relaciones sexuales fueron consentidas y que en ningún momento forzó ni obligó a la menor.

Tras escuchar la versión del supuesto agresor, el juez decretó la libertad con cargos para el chaval, que está siendo investigado por un supuesto delito de abusos sexuales. El caso está ahora en manos ahora de un grupo de trabajo de la Benemérita, especializado en este tipo de agresiones.

Los agentes de la Guardia Civil investigan en estos momentos los supuestos hechos con el fin de averiguar la posible veracidad de la denuncia, como se suele hacer en estos casos.

De forma paralela, se estudia también la consistencia de las tres declaraciones de la presunta víctima, tanto ante los agentes de seguridad como ante el magistrado. Al parecer su versión sobre lo acontecido ha ido variando en las diferentes ocasiones en las que ha contado lo sucedido ante los efectivos de seguridad.