Investigan si el padre y su hijo se arrojaron al vacío en Gandia

Fachada del edificio. /FP
Fachada del edificio. / FP

Los agentes que se desplazaron a la vivienda no hallaron signos de violencia que hagan pensar en una pelea

Ó. D.GANDIA.

Los agentes de la Policía Nacional de Gandia que acudieron a la vivienda de la calle Benissuai, desde donde cayeron un padre y un hijo a la vía pública este domingo, no hallaron pruebas de violencia en la casa que hagan pensar que hubiera algún tipo de pelea o forcejeo antes de la caída de ambos cuerpos.

En estos momentos, las autoridades judiciales investigan las posibles causas de este triste desenlace y qué fue lo que desencadenó que los dos hombres, de 60 y 29 años, cayeran al vacío durante el mediodía de este domingo.

La autopsia ya se ha realizado y, según fuentes de la investigación, no hay indicios de agresión en ninguno de los dos cuerpos. Al parecer, el joven vivía en el piso del distrito de Corea, donde su padre fue a visitarle. Allí se encontraban, por tanto, el hombre de 29 años, su novia y el padre del chico.

Todo apunta, según los investigadores, a que hubo una discusión, entre el padre y el hijo de la que se desconocen los motivos, tras la que los cuerpos se precipitaron al vacío con algunos segundos de diferencia. Los agentes de Policía Nacional tomaron testimonio a vecinos y a la pareja del chico de 29 años.

El hombre de 60 años fallecido tenía otros dos hijos, que ayer fueron a los juzgados de Gandia para ver en qué momento pueden hacerse cargo de los cuerpos y gestionar el entierro. El juzgado de Gandia tiene el caso ahora entre manos y estudiará a qué testigos llamar en las próximas semanas para aclarar los hechos.