La Guardia Civil de Oliva halla más de 700 bengalas abandonadas en el Centro Ecuménico

Ó. DE LA DUEÑA

Efectivos de la Guardia Civil de Oliva han requisado más de 700 bengalas de señalización marina, todas ellas caducadas y abandonadas en las instalaciones del antiguo Centro Ecuménico, en el Camino Viejo de Dénia, vía que transcurre en paralelo a la N-332.

Este recinto quedó a medio construir hace unos 15 años y la propiedad revirtió en el consistorio. Agentes de la Benemérita de Oliva tuvieron conocimiento de la existencia de los explosivos a través de los operarios de una empresa que realizaba labores de extracción de agua en los bajos del edificio.

Los trabajadorse informaron a los cuerpos de seguridad de que se habían hallado dentro del agua un tipo de carcasas, sin poder precisar de qué se trataba.

La patrulla del Puesto de la Guardia Civil de Oliva acudió al lugar y comprobó que eran bengalas y botes fumígenos de uso marítimo. Posteriormente, el Edex de servicio se desplazó hasta el mencionado lugar, constatando la existencia de multitud de bengalas de señalización marina, por lo que se pidió la presencia de una brigada de limpieza y la extracción y evacuación del agua que se encontraba estancada en los bajos del edificio abandonado.

En el mismo lugar se comprobó que los mencionados efectos estaban esparcidos por todo la superficie interior de la obra abandonada y se encontraban en mal estado de conservación, al haber estado sumergidos en el agua durante bastante tiempo.

Entre el material, los agentes de la Benemérita de Oliva hallaron 700 bengalas, todas ellas caducadas. 69 botes de humo para el mismo fin. Todo ello ha sido trasladado a un lugar seguro para su destrucción. Este tipo de elementos son altamente peligrosos, ya que arden incluso en el agua y no se pueden apagar con ningún otro material, indicaron expertos consultados.