Guadarmar analiza sus acequias tras cerrar dos días la playa al hallar restos fecales

Ó. D.GUARDAMAR.

La localidad de Guardamar de la Safor analiza el agua de cuatro acequias que atraviesan el municipio y desembocan en su playa para determinar si hay bacterias fecales en algunas de ellas. Esta decisión se ha tomado tras el cierre de la playa, durante dos días, al aparecer restos fecales.

Responsables de la Conselleria alertaron el lunes al Ayuntamiento de que en los análisis habituales se había detectado una bacteria fecal. Por ello se prohibió el baño durante dos días, como precisaron fuentes del gobierno de Guardamar de la Safor.

La playa se abrió ayer jueves y ya pudieron hacer uso de ella tanto vecinos como turistas, agregaron las mismas fuentes. El consistorio ha decidido analizar las cuatro acequias que desaguan en su litoral para intentar detectar el origen de la bacteria.

Desde el consistorio remarcaron que los análisis han sido todo el «verano excelentes» pero el lunes apareció este organismo que ha desaparecido con el paso de los días.