El Grau se convierte en lienzo de artistas

Uno de los murales en el colegio Joan XXIII del Grau obra del artista JP. / jordi estevan
Uno de los murales en el colegio Joan XXIII del Grau obra del artista JP. / jordi estevan

El Encuentro Paredes llena de murales el colegio Joan XXIII y une el arte de la pintura con la danza, la música y la fotografía

GANDIA.

La cuarta edición del Encuentro Paredes llenó de arte y expresividad el colegio Joan XXIII del Grau de Gandia que fue el escenario y lienzo perfecto para los artistas. Una veintena de 'Wall Artistas' procedentes de distintos rincones del mundo se acercaron hasta el centro escolar para dejar su impronta en las 22 paredes del recinto educativo.

Además, un sinfín de actividades complementarias se sucedieron a lo largo de la pasada semana por diversas calles del Grau. Talleres para toda la familia, conciertos, charlas, danza, poesía y hasta un show-cooking para dar a conocer el plato más típico de Gandia: la fideuà.

El Encuentro Paredes es un espacio multicultural, multidisciplinar y multigeneracional que consiguió atraer hasta 900 personas, sin tener en cuenta la cantidad de gente que se detuvo en la calle para contemplar las obras.

El Encuentro Paredes está organizado por la asociación A.R.T.I.L.L.E.R.I.A, formada por la Cris, Cento Carbó y Natalia de Ancos, junto al Ayuntamiento de Gandia y con la colaboración de diferentes empresas de la zona.

Al margen de las obras de artes, también los más pequeños disfrutaron de talleres infantiles de fotografía documental, de creatividad musical y de danza. Pudieron ser partícipes de diversas actuaciones, conciertos, un salón poético, charlas sobre seguridad en redes sociales o la sesión de 'Ball al carrer' organizada por La Clave del Cuarto.

La instalación de Rosas Poéticas de Rosa Peris, la exposición pictórica el Octopus de Cento Carbó o la limonada artesanal de l'Hort d'Ester i Xavi fueron un detonante de momentos íntimos y divertidos que también hay que recordar. Los vecinos y la gente que se acercó a observar a los artistas fueron viendo en tiempo real lo que el proceso creativo sugiere y despierta a las personas.

Desde la organización han afirmado que les motiva «ofrecer una experiencia que abra a la reflexión propia desde el respeto y auto-exploración, ya que muchas veces en el sistema educativo nos incitan a evaluar y criticar sin saber qué hay detrás de los actos y las obras y en el Encuentro Paredes nos ponemos a pie de calle para que nos puedan preguntar directamente».

El resultado más tangible del encuentro son las obras de arte que se quedarán en las paredes del colegio y las camisetas que ahora empiezan a estar por las calles con el símbolo 'yo estuve ahí'.

Los responsables destacaron también la parte intangible de la iniciativa, «siendo muy positivas la gran cantidad de vivencias que los cientos de personas que nos han acompañado nos han regalado y que nos llevamos como recuerdo».

El proceso creativo en las paredes del colegio deleitó a la gente por la «espectacularidad y lo novedoso» del proyecto, nunca antes visto por las calles de Gandia.