Gandia saca a la luz el puente medieval que unía el Raval con la villa sobre el foso de la muralla

Emili Aura, Jorge Ramos y el edil Xavi Ròdenas, junto a los restos del puente medieval y el foso de la muralla. / ó. d.
Emili Aura, Jorge Ramos y el edil Xavi Ròdenas, junto a los restos del puente medieval y el foso de la muralla. / ó. d.

El gobierno abre en abril el centro para conocer la evolución de la ciudad entre los siglos XIII y XVI y la ampliación que ejecutó Francisco de Borja

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

Los restos del puente que unió el Raval con la villa medieval de Gandia se podrán visitar en cuestión de semanas. Los restos de este viaducto están junto al foso y el tramo de muralla que se conservan en el primer tramo del paseo, junto al aparcamiento del río Serpis. Este puente se utilizó por miles de personas entre los siglos XIII y XVI.

Este puente, del que se conservan parte de dos pilares y un vano será uno de los atractivos del futuro Espai Muralles. Este centro de interpretación de la ciudad medieval estará abierto a finales de abril y tiene como objetivo dar a conocer a la ciudadanía como fue hace ocho siglos la Ciudad Ducal.

Este proyecto es una de las últimas iniciativas que ha dejado el exarqueólogo municipal de Gandia Joan Cardona, recientemente jubilado. El experto en historia y patrimonio de la ciudad ha defendido durante años la puesta en valor de este espacio y antes de su retirada ha trabajado de lleno para dejar este espacio de interpretación encauzado.

Cardona ha contado con la colaboración de Vicent Almar, para la recreación de espacios de forma virtual y del actual arqueólogo de la ciudad, Joan Negre. Ahora, como dijo ayer el concejal de Gestión Responsable del Territorio, Xavi Ródenas, en una visita que realizó al espacio con el director del Centre Internacional de Gandia de la UV, Emili Aura, y con el profesor de Historia Contemporánea, Jorge Ramos.

En estos momentos, operarios municipales están adecentando lo que será el Espai Muralles. «Ya se han retirado algunos restos de suciedad y están encargados los 14 paneles que se expondrán en este recinto», agregó Ròdenas.

En este espacio se podrá ver el foso que separaba la muralla del resto de territorio y que aumentaba la seguridad y altura de los muros. En el centro de interpretación se explicará cómo era la ciudad medieval entre los siglos XIII y XVI, tanto desde la creación del Señorío, por parte de Jaume II, con Pedro de Aragón y Anjou como primer titular; el paso al Ducado o la llegada de los Borja en 1485.

Al Espai Muralles se accederá desde el interior del aparcamiento. La rampa de acceso al parking deja a la vista parte del recinto, por lo que todo esta parte se cubrirá con «recios cristales de seguridad». Además, la puerta de acceso, junto a la cuesta por la que acceden los vehículos, también será translúcida, con la intención de que entre toda la luz exterior posible.

Dentro se colocará iluminación para que pueda verse hasta el último detalle del antiguo puente, de los tramos de muralla que existen -hay un tramo curvo- y el foso. Además, como explicó Ròdenas las piezas medievales dispondrán de iluminación especial.

«Se instalarán focos que realzarán la belleza y el valor de estos restos arqueológicos tan importantes», añadió el edil de Més Gandia. El espacio, además de los muros, contará con 14 paneles donde se explicará la evolución medieval de la villa, así como los edificios, calles o plazas más relevantes de estos siglos e incluso cómo fue el primer tramo de muralla y la ampliación que llevó a cabo el IV Duque, Francisco de Borja, Patrón de Gandia.

La obra finalizó en 1564 y aportó nuevas calles como la Vilanova. Precisamente esta vía fue la que durante siglos albergó industrias de la época, hasta el siglo XIX, con una fábrica de seda, Lombard.

Más