Gandia protege a sus gatos callejeros para atajar las plagas de ratas y pájaros

Un grupo de gatos busca comida junto a un muro a las afueras de la ciudad. / efe
Un grupo de gatos busca comida junto a un muro a las afueras de la ciudad. / efe

El gobierno municipal impulsa un plan de voluntariado para esterilizarlos y controlar el aumento de población de felinos

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El gobierno de Gandia ha iniciado una campaña de protección de colonias felinas. Esta acción tiene dos fines: proteger a los gatos callejeros que viven en distintos solares municipales, controlando además el aumento de población y reducir plagas de otros animales indeseados en núcleos urbanos, como las ratas y las aves.

Este plan se ha iniciado desde el área de Gestión Responsable del Territorio, que dirige el edil Xavi Ròdenas, y las primeras acciones consisten en la catalogalización de las colonias y en la protección y esterilización de ejemplares de esta especie. En Gandia hay una veintena de colonias felinas repartidas por la ciudad y el Grau. El edil defendió la labor de este animal en la sociedad: «Siempre ha habido un gato en las casas. Servía para evitar visitas de roedores o pájaros molestos. Tiene a raya a estos animales».

Lo mismo pasa, añadió, en las ciudades. «Los gatos que habitan en colonias están relativamente controlados», dijo. Suele haber entre 10 y 20 ejemplares por comunidad y estos grupos ocupan solares municipales o alguna vieja infraestructura. De hecho, puso como ejemplo un invernadero del Grau de Gandia, cercano al Campus de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) que ha sido reparado: «Allí habita una colonia».

Este espacio está alejado del núcleo urbano, «está junto a los huertos y cercano al marjal de Gandia, por lo que es un espacio idóneo para que residan estos animales». Con ello, remarcó que se contribuye a frenar el posible aumento de plagas.

«Instinto cazador»

«Los gatos tienen un instinto cazador y estos ejemplares que habitan la ciudad y residen en colonias de unos 20 animales viven de lo que cazan en la ciudad. Esto pueden ser roedores o aves que generan daños en el casco urbano», relató el edil de Gandia.

Por todo ello, dijo que el plan de protección y esterilización será clave para evitar plagas de ratas o pájaros y servirá para que este tipo animales no proliferen. Ròdenas dijo también que esta no es la única solución para controlar a roedores. El Ayuntamiento de Gandia mantiene sus trabajos habituales para reducir estas plagas.

El edil recordó que hay decenas de vecinos de Gandia muy sensibilizados con este tema. Por ello se ha impulsado la campaña de protección de las colonias. «Hay 80 voluntarios y entre todos vigilan las 20 colonias que hay». Entre su trabajo destaca la aproximación a estas comunidades felinas, para que los animales se familiaricen con ellos. Más tarde se procede a la captura de ejemplares, de forma progresiva, y se le esteriliza: «El objetivo es convivan en la ciudad, pero controlando el crecimiento de la población».

Una vez esterilizados, los animales son retornados a sus colonias. Estos procesos tienen un coste de unos 120 euros: «Durante la anterior legislatura, el PP paralizó estas iniciativas. Hemos recuperado la esterilización ya que eran las propias voluntarias las que tenían que hacer frente a estos costes. Ahora lo hará el consistorio».