Gandia pierde tras siete años la playa para perros por las restricciones del Pativel

Gandia pierde tras siete años la playa para perros por las restricciones del Pativel

El gobierno confía en la llegada de un permiso especial para habilitar el servicio en l'Auir por última vez y el PP critica la «desgana» de turismo

Ó. DE LA DUEÑAGANDIA.

La ciudad de Gandia pierde la playa para perros, uno de sus reclamos turísticos de los últimos años. Las restricciones que plantea el Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral (Pativel) impide que este servicio se vuelva a instalar en alguno de los tramos de la playa de l'Auir, donde se ha ubicado desde que entró en servicio en 2012, hace ahora siete años.

Este plan de protección del litoral, impulsado por el Consell, ha entrado ya en vigor e impide que en tramos vírgenes se instalen actividades o servicios que puedan dañar el medio ambiente o a las especies que habitan en el entorno. Además, el documento, según informó ayer el edil de Turismo, Vicent Mascarell, limita la presencia de perros en tramos de costa como l'Auir.

Las normas de este plan son muy restrictivas en alguna zonas, sobre todo en playas que aún conservan dunas o en tramos de litoral virgen como l'Auir y algunas franjas de costa de localidades de Oliva y Tavernes de la Valldigna. De hecho, la existencia de los montículos y su vegetación favorecen la reproducción de algunas aves en peligro, una de ellas es el chorlitejo patinegro, que anida en las dunas.

Retraso de infraestructuras

Esto obliga a muchos municipios a esperar hasta el mes de julio para poder instalar en sus playas las infraestructuras habituales para el desarrollo de la temporada turística, rampas o pasarelas de madera, por ejemplo. Por todo ello, por el momento, Gandia se ha quedado sin Playa Can para esta temporada. A tan sólo unos días de que arranque el mes de julio hay muy pocas posibilidades de que las cosas cambien, como reconoció el socialista.

Pese a todo, el edil dijo que el gobierno local no ha tirado la toalla y que pedido al Gobierno Autonómico un año de gracia para la Playa Can: «Hemos solicitado una prórroga especial para que nos permitan abrir la playa para perros por última vez en l'Auir». Es el único emplazamiento posible, afirmó Mascarell.

El socialista afirmó que la posibilidad de ubicar este servicio en la playa Nord no se contempla, ya que Gandia «perdería la bandera azul». «El organismo europeo que otorga estos distintivos ve incompatible la presencia de perros». En otros tramos de la costa de Gandia como Venècia o Rafalcaid tampoco es viable ubicar este servicio, agregó Mascarell.

Desde el PP de Gandia entienden que esta situación lo que daña es al turismo de Gandia. El portavoz de la formación, Víctor Soler, lamentó ayer la «pérdida de un servicio turístico fundamental». «Nos aportaba un valor diferencial y abría nuestra playa a un tipo de turismo que hasta ese momento jamás nos había visitado». Soler criticó la «desgana absoluta de Diana Morant en materia turística», es «pésima la imagen» que se ofrece «especialmente en los foros y redes sociales donde turistas de toda España critican la decisión de eliminar la Playa Can».

Soler ha recordado que nuestra franja litoral posee la suficiente longitud y amplitud como para poder ubicar una playa para perros.

Más