Gandia impone 40 multas por botellón y seis por orinar en la calle durante las Fallas

Los operarios municipales retiran bajo la lluvia los restos de arena en la plaza Mayor. / lp
Los operarios municipales retiran bajo la lluvia los restos de arena en la plaza Mayor. / lp

Los días de fiestas acaban con un total de 90 denuncias y con 320 toneladas de restos de monumentos en la noche de la cremà

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

Más de 90 denuncias es el balance que dejan los días de Fallas en Gandia. Unas sanciones que llevan implícitas multas económicas para los infractores por determinados comportamientos incívicos y por hacer caso omiso de la normativa municipal que se contempla en la ordenanza de convivencia.

Según los datos del Consistorio de la Ciudad Ducal las denuncias por incumplir esta ordenanza durante los días festivos han sido un total de 77. Principalmente destacan 40 sanciones por botellón, seis por miccionar en la calle y otras ocho por molestias en la vía pública. Además, se han impuesto dos denuncias más por venta ambulante. En el caso de orinar en lugares indebidos la multa económica puede ascender hasta los 750 euros según está estipulado en la ordenanza de convivencia.

A pesar de estas cifras, desde el Consistorio han señalado que las sanciones ha sido menos que en años anteriores, e incluso algunos datos por este tipo de comportamientos son menos que los que se registran cualquier fin de semana del verano. La edil de Seguridad, Àngels Pérez, ha señalado que han sido unas Fallas «muy tranquilas y con un gran ambiente».

La responsable del departamento informó que la Policía Local ha controlado el funcionamiento de todas las verbenas y el cumplimiento de los horarios. Estas actuaciones sólo se han saldado con una advertencia a una comisión.

Pérez también apuntó que los agentes han impuesto 15 denuncias por tirar petardos fuera del horario establecido o por el uso de cohetes que no están permitidos por menores. También sobre el uso de pólvora, la concejal destacó un incidente que sufrió una persona en estado de embriaguez a quien le explotó un petardo en la mano y el incendio de dos contenedores a causa del mal uso de los cohetes.

La responsable de Seguridad recalcó el trabajo y la coordinación entre las diferentes fuerzas policiales, Protección Civil y Cruz Roja. «Gracias a su trabajo, las fallas se pudieron quemar a la hora acordada y todos los espectáculos donde hubo grandes aglomeraciones de gente se desarrollaron con total normalidad», indicó Pérez.

Problemas con la lluvia

Por su parte, el dispositivo de limpieza también ha tenido una ardua labor estos días, sobre todo la Nit de la Cremà, que además se complicó más de lo habitual por la tromba de agua que cayó a las cuatro de la madrugada. La brigada municipal de Servicios Básicos tuvo que realizar un esfuerzo extra ya que la lluvia transformó en barro la tierra de la base de los monumentos e hizo más difícil la limpieza.

El edil Miguel Ángel Picornell recordó que la noche del 19 hubo un dispositivo especial formado por 36 operarios y tres encargados de coordinación. Entre todo el personal retiraron 320 toneladas de restos de los monumentos. Para ello utilizaron cinco máquinas de barrer, cuatro hidrolimpiadoras, tres cisternas, y cuatro vehículos para desplazar al personal. Además de tres retroexcavadoras y tres camiones para trasladar los residuos.

Según apuntó Picornell las labores de limpieza finalizaron a las nueve de la mañana. El trabajo terminó con el regreso a la ubicación habitual de contenedores y maceteros que se habían colocado en otros lugares durante estos días.

El edil delegado de Fallas, José Manuel Prieto, calificó estas fiestas de «inmejorables». «Gandia ha demostrado que se consolida como una potencia fallera. Las mascletàs y los espectáculos pirotécnicos y musicales han sido todo un éxito consiguiendo una gran afluencia de público», destacó el portavoz del ejecutivo gandiense.

Más