Gandia dispone 400 kilos de pólvora para las cinco mascletaes y la Nit del Foc

Una mascletà junto a la Renfe en las Fallas de 2018. / n. francés
Una mascletà junto a la Renfe en las Fallas de 2018. / n. francés

Las Fallas y el gobierno duplican la carga para el espectáculo nocturno y Telmo Gadea destaca que las tracas ayudan a integrar a los visitantes

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

Las Fallas de Gandia elevan este año la cantidad de pólvora que se disparará en las mascletaes y la Nit del Foc. Más de 400 kilos de explosivos controlados llenarán de color el cielo y de sonido las calles de la ciudad durante los principales días de la fiesta josefina. Este año como novedad habrá una mascletà en el Grau de Gandia, que se disparará el día 15 de marzo.

El incremento de pólvora respecto a 2018 es notable y se debe al aumento de mascletaes, que pasan de cuatro a cinco y ante el refuerzo de la Nit del Foc, donde se duplica la carga ante el éxito de la pasada edición. Por todo ello, se pasa de unos 275 kilos, aproximadamente, a más de 400, como indicaron fuente de la Federació de Falles de Gandia (FdF).

En los festejos del año anterior miles de falleros, turistas y vecinos de Gandia contemplaron la primera edición de este espectáculo pirotécnico nocturno. Ante el éxito, tanto el Ayuntamiento de Gandia como la FdF han optado por potenciar la Nit del Foc y aprovechar el puente de San José para programar una mascletà en el Grau.

Diana Morant afirma que el espectáculo pirotécnico del Grau responde a una demanda histórica

Para las actividades falleras, el gobierno local ha dispuesto un montante de 30.000 euros, tanto para los espectáculos de fuegos artificiales como para otras actividades. Todo lo que se ha programado ha sido siguiendo las recomendaciones de la FdF, como explicaron ayer en la presentación de los actos festivos de este año.

En esta presentación participaron la alcaldesa de Gandia, Diana Morant; el edil de Fallas, José Manuel Prieto, y el de Servicios Básicos, Miguel Ángel Picornell. Junto a ellos estuvieron las máximas representantes de la fiesta de este año, las falleras mayores de Gandia, Laura Puig Martí y Júlia Perles Moncho, y el presidente de la Federació de Falles, Telmo Gadea.

En el acto quedó clara la apuesta del ejecutivo por fomentar las actividades en Fallas. Morant destacó la doble apuesta del ejecutivo que preside. Por un lado resaltó que Gandia está en una mejor situación financiera que hace unos años y esto permite elevar, de forma comedida, el gasto en actividades falleras.

Por otra parte relacionó la importancia de disparar una mascletà en el Grau por primera vez: «Tenemos la excusa perfecta para atender una demanda histórica de este distrito, ya que las dos falleras mayores son del Grau, pero además, damos un impulso al sector turístico al llevar hasta la playa un espectáculo de esta envergadura».

Para Morant esta mascletà es una muestra de la clara apuesta que hace Gandia por el turismo y por posicionarse como referente nacional en la fiesta fallera. Todo, dijo, de la mano de la Federació. De hecho, Gadea destacó que estos actos pirotécnicos son el motivo perfecto para abrir la fiesta a los vecinos de toda la Safor que no son falleros y a los turistas, ya que las Fallas no son sólo para los integrantes de las comisiones o los barrios, sino que son una fiesta de todos.

Más