Gandia crea una ruta infantil en Parpalló para atraer a niños y dar a conocer el paraje y la cueva

IÑAKI LÓPEZ

gandia. Los niños de Gandia ya pueden disfrutar de una nueva ruta infantil dirigida a que combinen la actividad física con juegos didácticos sobre la fauna y la flora del paraje natural protegido de Parpalló Borrell. Los jóvenes podrán conocer su valor medioambiental y la relevancia de la cueva prehistórica a través de pruebas y explicaciones dinámicas.

Mediante juegos y pruebas didácticas los chavales descubrirán las características más importantes y las particularidades del paraje. Para ello se han instalado una serie de paneles que contienen información sobre la fauna y la flora que observarán a su alrededor los senderistas, que irán descubriendo cada uno de estos postes según avancen sus caminos.

Por primera vez en esta ubicación, la ruta será circular. Esto permite que puedan empezarla por una parte de la montaña y la acaben por otra diferente. La iniciativa tiene un enfoque familiar para convertirse en una actividad abierta tanto para los adultos como para los más pequeños. Se trata de un recorrido de dos kilómetros que se podrá realizar aproximadamente en una hora teniendo en cuenta las paradas en los juegos y en las pruebas. Este tipo de ruta circular solo se podía encontrar en la zona de la Font del Garrofer, aunque está más dirigida a los adultos al recorrer cinco kilómetros y no contener actividades lúdicas.

Alícia Izquierdo, edil de Gestión Responsable del Territorio, dio a conocer que el próximo martes 16 de julio se inaugurará esta nueva ruta para niños en Parpalló Borrell.

Además de los representantes del consistorio y todos los asistentes que quieran inaugurar la actividad, a la cita acudirán también los voluntarios y los niños de las diferentes asociaciones de la Drova y de Barx. Este recorrido se suma a la oferta medioambiental que ya existe en Gandia y que permite a los interesados en el paraje acudir todos los martes del verano a las rutas organizadas que parten desde la playa.

Con esta iniciativa se pone en valor una zona histórica aún desconocida para muchos, además de ampliar la oferta turística.