Gandia comienza a multar a los usuarios de patinetes que no cumplan las normas

Un usuario de patinete eléctrico circulando por un cruce del paseo Germanías. / r. escrihuela
Un usuario de patinete eléctrico circulando por un cruce del paseo Germanías. / r. escrihuela

El anuncio sobre el inicio de la campaña de denuncias despierta el interés de los vecinos por conocer los lugares por los que pueden circular

ROCÍO ESCRIHUELAGANDIA.

El patinete eléctrico será sin duda el transporte de moda este verano en la playa, y ante la afluencia de estos vehículos de movilidad personal el Ayuntamiento de Gandia y la Policía Local ya se han puesto en marcha para que los usuarios cumplan las normas y no pongan en peligro la seguridad de los peatones.

Desde ayer los agentes ya multan a los conductores que incumplen la normativa. La campaña de sanciones arranca tras dos semanas de información que la Policía Local ha llevado a cabo a pie de calle y a través de sus redes sociales. Unos días en los que el uso correcto de estos vehículos ha despertado el interés de los vecinos para conocer con detalle las normas y sobre todo los lugares por donde pueden circular.

Según comentó Marc Cuesta, jefe de la Policía Local de Gandia, han sido muchas las cuestiones y la información que han solicitado los usuarios para evitar ser sancionados en los próximos días. Consultas personales a los agentes, en la central de policía, llamadas telefónicas o preguntas en las redes sociales, donde los agentes han ido anunciado a diario la normativa y las sanciones correspondientes.

El concejal de Seguridad avisa que van a estar «ojo avizor» con los vehículos de movilidad personal

A pesar de todo, son muchos los que estas dos últimas semanas no han cumplido las normas, y a partir de ahora se exponen a multas de 200 y 100 euros, aunque todas con una reducción del 50% por abonar la sanción en los primeros días.

Y es que el gobierno tiene claro que la proliferación de los patinetes eléctricos está poniendo en peligro a los peatones, ya que muchos conductores no respetan las zonas de circulación. Ante el aumento de estos vehículos, sobre todo en verano, el edil de Seguridad Ciudadana, Nacho Arnau, ya anunció el pasado viernes en la presentación de la campaña estival de su departamento que «vamos a estar ojo avizor».

Entre 200 y 100 euros

La Policía Local sancionará con 200 euros a aquellos usuarios que circulen «de modo negligente creando una situación de riesgo o peligro para sí mismos o terceros». Igual multa recibirán aquellos que circulen «utilizando conectados receptores de sonido u otro dispositivo incompatible con la obligatoria atención permanente de la conducción». Es decir, prohibido auriculares y el uso de teléfonos móviles.

Del mismo modo, está totalmente prohibido subir dos personas en este vehículo. Una campaña sobre la que la Policía Local ha hecho especial hincapié estos últimos días en la entrada a los centros escolares, ya que son muchos los padres que llevan a su hijo montado en el patinete.

Los lugares permitidos para circular con estos vehículos de movilidad personal son los carriles habilitados, o aceras de más de tres metros. En el caso de que las dimensiones de la vía sean menores, el conductor del patinete debe ir a la velocidad del peatón, que ha quedado establecida en 6 km/h, o ir andando empujando el vehículo. Además, en estas calles el viandante siempre tendrá preferencia de paso. Existen excepciones como en el paseo Germanías donde a pesar de tener un ancho superior a tres metros, la circulación está totalmente prohibida en esta arteria principal de la ciudad.

En estos momentos, el Consistorio está ultimando la ordenanza que regulará la circulación de vehículos de movilidad personal, aunque se trata de unos trámites administrativos largos. La normativa ya está aprobada por la junta de gobierno, pero aún debe pasar por comisión y posteriormente publicarse.