Gandia celebra 30 años de la comisaría que sirvió para dar un salto hacia la modernidad

Los máximos representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado junto a la alcaldesa, ediles de la Corporación municipal y empresarios de Gandia. / àlex oltra
Los máximos representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado junto a la alcaldesa, ediles de la Corporación municipal y empresarios de Gandia. / àlex oltra

Políticos, empresarios y la sociedad civil muestran su agradecimiento a la Policía Nacional por hacer de la ciudad una de las más seguras

ROCÍO ESCRIHUELAGANDIA.

El 16 de septiembre de 1989 abrió las puertas la comisaría de la Policía Nacional de Gandia en la actual sede en la calle Ciutat de Laval. Un traslado a este edificio que supuso el inicio de la modernidad y que ayer celebró en la capital de la Safor su 30 aniversario.

Un «día histórico» donde las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado estuvieron acompañadas por representantes políticos, empresarios, con FAES a la cabeza, y gran parte de la sociedad civil que arropó a los agentes en este acto tan importante. Presidiendo el aniversario estuvo el director general de la Policía, Francisco Pardo Piqueras, quien no dudó en elogiar el trabajo del Cuerpo que lleva 55 años al servicio de la ciudad y agradeció a los invitados su presencia en el acto porque «estando aquí mostráis un cariño hacia nuestro trabajo».

«La Policía Nacional tiene un precioso futuro por delante en Gandia porque he visto que tiene raíces en la sociedad», afirmó el director general, quien apuntó que «la clave del éxito de la seguridad está en tejer redes invisibles entre las instituciones y las Fuerzas de Seguridad del Estado que nos permiten ser muy eficaces».

El director general de la Policía felicitó a los 190 agentes por su dedicación, profesionalidad y esfuerzo

Una manifestación a la que también sumó a las empresas a raíz de las colaboraciones que han realizado a la comisaría y que el presidente de la patronal, Miguel Todolí, se encargó de desvelar junto al comisario Carlos Julio San Román. Se trata de un repostero conmemorativo para la comisaría que es la «seña de identidad y un símbolo que llevaremos allá donde estemos y que representará a la ciudad de Gandia», explicó el comisario. También la fachada del edificio luce nuevo rótulo gracias a la implicación empresarial.

Relaciones fluidas

Además, Pardo no dudo en destacar en ese arraigo que ha surgido entre la Policía Nacional, la ciudad y los vecinos el hecho de que el comisario se empadronará en Gandia cuando lo destinaron aquí. San Román agradeció al Ayuntamiento de la ciudad y al de Benirredrà por «favorecer las relaciones fluidas que mantenemos» y a los empresarios por haber atendido las demandas de la comisaría y ser partícipes de algunas de las infraestructuras del edificio.

El comisario también destacó que los 55 años de presencia de la Policía Nacional en la capital de la Safor han sido «un factor decisivo para el funcionamiento y el progreso de la ciudad» y que la evolución histórica por diferentes comisarías hasta llegar a la actual ha servido para «modernizarnos».

Por su parte, la alcaldesa Diana Morant también incidió en que la llegada a la actual comisaría fue «un salto al futuro que sirvió para estrenar nueva etapa y ya son 30 años adaptándose a los tiempos». «La Policía Nacional ha sido un motor de progreso y representa a una sociedad abierta», afirmó la primer edil que hizo hincapié en la presencia femenina en el Cuerpo recordando que cuando comenzaron, «las mujeres se podían contar con los dedos de la mano, y ahora ya son el 14% de la plantilla», aunque espera que sean más.

Tanto Morant como el director general de la Policía incidieron en que Gandia es una de las «ciudades más seguras de este país y tenemos menos delincuencia que hace unos años y eso es el reflejo del trabajo bien hecho», destacó la alcaldesa. Pardo reiteró que la seguridad es clave para el turismo y por eso recibimos a miles de visitantes cada año y «si no fuéramos uno de los países más seguros del mundo, no vendrían».

El director general de la Policía añadió que «la seguridad son los cimientos del progreso de cualquier sociedad» y por ello quiso felicitar a los 190 agentes que trabajan en la ciudad y al personal que presta servicio en la comisaría. «Gracias por esta dedicación, profesionalidad y esfuerzo que hacen que celebremos este aniversario con el orgullo de que hemos hecho bien nuestro trabajo», concluyó Pardo.

Más