Gandia cautiva al turista internacional

Unas turistas rusas vestidas con el blusón con las falleras mayores y el presidente de la comisión de Plaça Prado. / lp
Unas turistas rusas vestidas con el blusón con las falleras mayores y el presidente de la comisión de Plaça Prado. / lp

La ciudad acoge estos días a un grupo de rusos y a visitantes de Montpellier y LavalLos extranjeros se quedan sorprendidos con la pólvora y aprovechan para conocer la cultura y la gastronomía local

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

La fiesta de las Fallas traspasa fronteras y fruto de ese interés que despiertan en el extranjero, Gandia ha abierto sus puertas estos días para recibir a diferentes turistas procedentes de todos los rincones del mundo. Al margen del turista nacional que ha llenado los hoteles y campings este fin de semana, también la capital de la Safor ha visto por sus calles a rusos, franceses e italianos, entre otros.

La primera expedición procedente de Rusia ya aterrizó en Gandia el viernes donde no perdieron detalle de la primera mascletà que abrió este año las Fallas y que presenciaron en el Grau. Una visita a la que acudieron tras asistir a la apertura oficial de la temporada de playa que realizó la alcaldesa y en la que se mostraron sorprendidos por el buen tiempo y las elevadas temperaturas de estos días.

De la mano de Dayana Kryzhanovskaya, una empresaria de origen ruso afincada en Gandia que se dedica a promocionar la ciudad entre sus paisanos, se han integrado plenamente en el ambiente fallero de la capital de la Safor. El sábado pasaron todo el día con los miembros de la comisión de la Plaça Prado y como ellos mismos apuntan, «nos hemos convertido en unos más de la falla y ya somos parte de esta familia».

Algunos visitantes aprovechan el buen tiempo para viajar a Valencia a ver la mascletà y la OfrendaLa edil Liduvina Gil ejerce de anfitriona y muestra el Consistorio a una delegación francesa

Participaron en todos los actos que la falla de Especial había preparado para ese día. Acudieron al pasacalle para recoger a las reinas de la comisión donde no faltó la música y la pólvora. También asistieron a la cita grande del sábado, la entrega de premios. Allí vivieron con tensión el veredicto del jurado que decidió conceder a Vilanova el primer premio de la categoría relegando a Prado a la segunda posición. «Fue conmovedor ver las lágrimas de la decepción en los ojos de los falleros por el segundo premio», explican los turistas.

Pero la visita de la delegación rusa no se ha ceñido sólo a visitar Gandia, ya que ayer se desplazaron hasta Valencia para poder disfrutar de la mascletà y ver la ofrenda a la Virgen de los Desamparados. Pero además las Fallas han sido la excusa para conocer Gandia. Estos turistas han aprovechado para no perder detalle de un destino como la Ciudad Ducal.

El viernes visitaron el Museo del Mar en los tinglados del puerto y el domingo aprovecharon la jornada de sol y calor para salir a navegar. La gastronomía local también ha sido otro de los descubrimientos que ha podido comprobar la expedición rusa.

Estudiantes de intercambio

Tampoco se han perdido la fiesta y la han vivido como unos falleros más una decena de alumnos de intercambio de la ciudad francesa de Laval que están realizando sus prácticas en la ciudad. La edil de Relaciones Internacionales, Liduvina Gil, señaló que tanto este grupo como otro formado por estudiantes que han llegado de París se implicaron de lleno en la fiesta y acudieron el domingo por la tarde a la Casa de la Marquesa donde asistieron a la fiesta de disfraces.

También la concejal ha participado en la recepción institucional a una delegación de Montepellier que pasan estos días en la comisión de Escola Pia. Las madrinas de esta falla, Charo Navea y su hija Alexandra Nade, nacieron en París, pero tienen vínculos familiares en Gandia, por eso han visitado la ciudad acompañados de un grupo formado por 10 personas. «Les gusta la cultura española y los he traído para que descubran mi región y particularmente mi Gandia y vivan las Fallas intensamente», ha explicado Charo. Gil los recibió en el Consistorio y les explicó los detalles del funcionamiento del Ayuntamiento y les obsequió con un libro.

Más