Gandia aspira a una ayuda de tres millones para regenerar el Raval y restaurar edificios

Calle Mesquita del Raval de Gandia, con el campanario de la iglesia de San José al fondo. / ó. de la dueña
Calle Mesquita del Raval de Gandia, con el campanario de la iglesia de San José al fondo. / ó. de la dueña

Un total de 117 vecinos solicitan las subvenciones del ministerio y el Consell para rehabilitar casas y locales y mejorar la eficiencia energética

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El distrito del Raval de Gandia aspira a recibir más tres millones de euros en ayudas durante los próximos años para regenerar casas particulares, edificios y calles y plazas. Esta zona de Gandia se ha adherido a un plan de subvenciones que impulsan el Gobierno y la Generalitat para mejorar zonas urbanas degradadas y avanzar en la eficiencia energética.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Gandia aprobó el pasado lunes solicitar que el Raval sea considerado como Área de Rehabilitación y Regeneración Urbana (ARRU). Esto supondría la llegada de más de tres millones de euros al distrito en inversiones. Todos los proyectos están presentados ante el Consell y han sido un total de 117 propietarios los que se han interesado en este proyecto.

En las últimas semanas, como indicaron los ediles Vicent Mascarell y Xavi Ròdenas, «se ha trabajado a contrarreloj» para redactar todos los informes necesarios y entrar en el plan. Ahora, una vez que todos los documentos están en la Generalitat se ha de esperar unos meses para saber si el Raval es uno de los barrios seleccionados en la Comunitat Valenciana para recibir las ayudas de mejora urbana.

Otras poblaciones

El jefe de servicios jurídicos de Urbanismo de Gandia, Jorge Hervás, indicó que hay «posibilidades» de entrar en el plan, ya que la premura de los plazos habría hecho que muchas poblaciones de la Comunitat interesadas hayan descartado participar. En el caso del Raval, dijo, «se ha trabajado mucho». Tanto vecinos, como arquitectos y administradores de fincas se han movilizado en las últimas semanas para tener toda la documentación lista.

Para poder solicitar la adhsesion al ARU era necesario que los vecinos se inscribieran y redactaran un informe del estado del edificio, donde se debían precisar las dolencias y qué tipo de actuaciones desean realizar. Con todo ello, se ha podido tramitar la petición. Este plan está financiado por el Estado en un 50%, la Generalitat aporta un 14% y el Ayuntamiento de Gandia sumaría un 10%.

Esto quiere decir que de los más de tres millones que llegarían a Gandia, el 75% lo financiarían las administraciones públicas y se aplicarían directamente a inversiones en comunidades de propietarios, casas particulares o locales. Todo, sin contar la partida para obras en la vía pública.

Aportación de los vecinos

Los propietarios deberán pagar el 25% de las actuaciones, algo que no ha evitado la inscripción masiva de vecinos. Los 117 vecinos que se han anotado tendrán oportunidad de mejorar fachadas, cubiertas y renovar tanto ventanas como accesos, todo encaminado a garantizar la eficiencia energética, como precisaron ayer.

Además, este plan contempla ayudas para que comunidades de vecinos reformen sus inmuebles y los modernicen eliminando barreras arquitectónicas o instalando ascensores, si se trata de construcciones que carezcan de ellos.

Mascarell y Ròdenas explicaron que se ha escogido el Raval para que aspire a ser un ARRU al ser un distrito que encaja a la perfección con lo que se pide desde las administraciones superiores. «Teníamos el tiempo justo, y debíamos escoger una zona urbana que sumara puntos y tuviera posibilidades claras de ser una de las elegidas».

En ese sentido, precisaron, que el Raval cuenta con edificios que necesitan mejoras, construidos en la segunda mitad del siglo XX. Este distrito, además, cuenta con una parte que recae en el Centro Histórico de la Ciudad, lo que le da garantías para estar entre los escogidos. En unos meses se conocerán si los tres millones de euros en inversiones llegan al Raval.

Más