Gandia apuesta por las motos eléctricas para impulsar el turismo sostenible

Pascal Renolt, Vicent Gregori, Nahuel González, Diana Morant, Orazio Corva y Nacho Arnau estrenando las motos./Carola Woodward
Pascal Renolt, Vicent Gregori, Nahuel González, Diana Morant, Orazio Corva y Nacho Arnau estrenando las motos. / Carola Woodward

La empresa Acciona desembarca en la ciudad con 200 vehículos de alquiler para estrenar un sistema de movilidad sin contaminación

IÑAKI LÓPEZGandia

Los vecinos y turistas de Gandia cuentan desde ayer con una nueva forma de movilidad sostenible y ecológica. Una flota de 200 motos eléctricas harán de la ciudad y la playa un lugar más cómodo, accesible, rápido y ecológico. Esto supondrá el compromiso de luchar contra la masificación y evitará la saturación de coches. Una de estas motos eléctricas equivale a la retirada de una media de diez vehículos de la circulación habitual, según apuntó la alcaldesa Diana Morant.

Es la primera vez que un servicio de este tipo llega a la comarca de la Safor, ya que Acciona ya ha llevado este mismo proyecto a grandes capitales como Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Lisboa pero nunca antes lo habían hecho en una ciudad de las características de Gandia.

Tanto el ayuntamiento como la empresa lo han considerado oportuno y eficiente por la gran afluencia de turistas y porque el número de residentes durante la temporada estival se triplica. Así lo detallaron la alcaldesa y Orazio Corva, director comercial y de marketing de Acciona, durante la presentación de la flota de vehículos en el Moll dels Borja, donde también estuvieron presentes varios representantes de la corporación municipal, así como del sector turístico.

Este nuevo servicio podrá ser utilizado por los interesados durante las 24 horas del día a través de la aplicación de la empresa. Los usuarios iniciarán y finalizarán su recorrido en la zona urbana de Gandia o en la playa, siendo estas dos ubicaciones las únicas en las que se podrá aparcar la moto al finalizar su uso.

Aunque durante los trayectos sí que se puede traspasar los límites de Gandia y la playa para llegar a otros municipios como Daimús o Guardamar. Si los conductores no desean finalizar el trayecto pueden mantener la moto reservada durante un tiempo máximo de seis horas. Cada moto eléctrica podrá ser ocupada por dos personas y el maletero tiene capacidad para los dos cascos reglamentarios, que están incluidos en el alquiler, al igual que el seguro.

El concejal de Movilidad, Nacho Arnau, explicó que las únicas condiciones indispensables para utilizar estas motos es que el conductor tenga en vigor el carnet de conducir de moto o el de coche con una antigüedad de más de tres años.

De la misma manera, el edil añadió que los usuarios deberán respetar las normas de seguridad vial como cualquier otro vehículo, ya que la moto eléctrica no exime de cumplir las reglas y los conductores podrán ser sancionados a pesar de circular con una moto de alquiler.

Temas

Gandia