Gandia anima a Juan José Oltra a pagar la multa para intentar aplazar su entrada en prisión

Juan José Oltra muestra la sentencia. / i. lópez
Juan José Oltra muestra la sentencia. / i. lópez

El gobierno confía en poder abrir algún tipo de negociación judicial para que el condenado evite la cárcel siempre que abone antes la deuda

IÑAKI LÓPEZGANDIA.

El Ayuntamiento de Gandia está dispuesto a intentar negociar con la justicia si Juan José Oltra paga la cuantía total que le estipuló el juez en la sentencia firme por dañar una señal de tráfico. El requerimiento de los 750 euros que debe el condenado es firme y así consta en el fallo judicial, por lo que el pago de esta cantidad es la primera condición para que se puedan abrir nuevos caminos o soluciones para evitar su ingreso en prisión.

Una vez haya sido abonada en su totalidad la cuantía que adeuda, el consistorio está dispuesto a abrir una vía de conversaciones y negociaciones tanto con el juez como con el condenado. La finalidad de la entrada del ejecutivo en el caso de que Oltra abonara la multa económica sería llegar a un entendimiento entre todas las partes y ayudar a que el vecino de Gandia pudiera eludir la entrada en prisión.

Todo esto viene motivado porque una sentencia firme condenó a Oltra al pago de 750 euros al considerar que rompió una señal de tráfico en un acto vandálico el pasado mes de octubre. El condenado niega los hechos y asegura que actuó «de buena fe bajando la señal, que ya estaba rota, para que no causase daños a nadie».

El condenado afirma que amigos y familiares harán una manifestación para prestarle apoyo

Cabe destacar que la suma total de la cantidad económica que refleja la sentencia nace de la multa de lo que considera el juez como un acto vandálico, al romper una señal de tráfico y de la indemnización que debe recibir el Ayuntamiento, como parte perjudicada al tratarse de mobiliario público de la ciudad.

El consistorio, en primer lugar, «lamenta la situación en la que se encuentra Juan José Oltra», según explicó a LAS PROVINCIAS la alcaldesa de Gandia, Diana Morant; junto al coportavoz del gobierno, José Manuel Prieto, y el edil de Seguridad, Nacho Arnau. Pero más allá de la parte humana por la que los responsables políticos pueden comprender cómo lo está pasando el condenado, también añaden que existe «una sentencia firme, con la decisión de un magistrado en la que el Ayuntamiento no puede interceder de ninguna manera».

Los políticos aseguran que como Ayuntamiento «no pueden interceder en el poder judicial y menos habiendo ya un fallo definitivo». A lo que sí se muestran abiertos, solo en el caso de haber pagado la multa impuesta, es a iniciar las conversaciones pertinentes para negociar un alargamiento del plazo de ingreso en la cárcel para disponer de un tiempo adicional en el que se puedan encontrar las soluciones factibles para que Oltra no ingrese en Picassent.

Únicamente abonando la deuda total se abriría esta posibilidad de ayuda del poder político en la que entrarían a valorarse de nuevo las opciones de computar la pena de privación de libertad por trabajos a la comunidad.

Según contó Oltra, esta variable fue propuesta por él mismo, que presentó dos solicitudes para llevar a cabo trabajos sociales en diferentes entidades de la ciudad destinadas a la ayuda a los más necesitados.

Añade, además, que esta solicitud «fue rechazada de forma tajante por el juez que instruyó el caso y solo dejó la opción de pagar los 750 euros o se sustituiría por la pena de cárcel».

Oltra es consciente que ya pasaron los 30 días de plazo que tenía para hacer efectivo el pago, por lo que la vía penal se activó y se encuentra a escasos 20 días para ingresar. A pesar de que varios familiares y amigos le han ofrecido al condenado los 750 euros totales, se mantiene firme: «No voy a pagar una cantidad económica de la que no dispongo por mí mismo por algo que no he hecho y que se ha malinterpretado con malas intenciones».

Además, Oltra pedirá formalmente mediante los trámites que requiere el Ayuntamiento de Gandia la convocatoria de una manifestación pacífica «por el apoyo que todo el barrio, familiares y amigos están demostrando».

Se llevarán a cabo estos trámites legales para convocarla porque durante la mañana de ayer no fue posible la presencia de la gente en la calle en muestra de apoyo porque no se había comunicado ni a las autoridades policiales ni al consistorio.