Gandia ampliará el puente de Alicante con zonas peatonales y ajardinadas

Vehículos accediendo ayer a Gandia a través del puente de la Avenida de Alicante, que se ampliará en 2019. / ó. de la dueña
Vehículos accediendo ayer a Gandia a través del puente de la Avenida de Alicante, que se ampliará en 2019. / ó. de la dueña

El ejecutivo encarga la redacción del proyecto de obra por 18.000 euros, que contempla más aceras y una calzada más amplia para turismos

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El aspecto que presenta el puente de la Avenida de Alicante tiene los días contados. El gobierno de Gandia (PSPV y Més Gandia) ha licitado la redacción del proyecto de renovación integral de esta infraestructura decimonónica, con la intención de dotarlo de más espacio tanto para los vehículos como para los peatones.

De hecho, el espacio para los viandantes primará en la actuación, como relató ayer el coordinador de Urbanismo de Gandia, Vicent Mascarell.

«La actuación ya ha arrancado, es cuestión de meses que se inicien las obras y que Gandia cuente con un acceso al centro totalmente renovado», apostilló el socialista. Mascarell comentó que el ejecutivo ha estado trabajando durante toda la legislatura para ver qué solución se le podía dar a este viaducto.

«La puesta en marcha del nuevo hospital y la llegada de empresas a Sanxo Llop ha hecho que crezca el flujo de personas que caminan hacia el sector industrial o a la inversa, hacia el Centre Històric», agregó.

Por ello, Urbanismo encargó al Campus de Gandia de la UPV un estudió para ver cómo ampliar el puente y qué alternativas permite esta infraestructura. Desde la Escuela Politécnica de Gandia concluyeron que había dos posibilidades: derruirlo o rehabilitar la superficie.

Esta última opción es la que ha recibido el visto bueno de Gandia: «Hemos encargado a una empresa que redacte un proyecto de obra. Costará 18.000 euros y ya se firmado el decreto. En dos meses sabremos cómo será el nuevo puente».

Obras en 2019

La idea, apostilló Mascarell, es que las obras se liciten en los primeros meses de 2019 y que las obras comiencen a lo largo del próximo año. «Este es un paso importante para seguir en la línea de mejora y dignificación de los accesos», añadió.

Mascarell sí sabe cuál es el dinero que Gandia tiene previsto destinar para la obra de mejora superficial y ampliación de la calzada: «Nos movemos en una horquilla de entre 600.000 y 800.000 euros. Este dinero se consignará una vez que esté redactado el proyecto.

Lo que también tiene claro el bipartito son algunas de las características del nuevo puente: «Se retirará toda la parte superficial y quedarán sólo la estructura». Esto es lo que permitirá introducir nuevos elementos que lo doten de más espacio.

«La idea es ampliar la calzada, que ahora es estrecha. Los vehículos podrán circular en ambas direcciones con algo más de espacio. Pero, sobre todo, la ampliación del puente a izquierda y derecha hará posible la construcción de aceras amplias y zonas verdes. «En estos momentos la zona peatonal es de unos 80 cm, agregó.

Finalmente habrá jardineras y se colocará iluminación tanto en la parte superior como en los pilares que lo sustentan, para estar en consonancia con los restos de la muralla que sí están iluminados.

 

Fotos

Vídeos