Los futuros proyectos de electricidad impulsan la llegada de nuevas empresas a la comarca

Polígono industrial de El Golfo ubicado en Tavernes junto a la estación de tren y muy cerca de la N-332. / r. escrihuela
Polígono industrial de El Golfo ubicado en Tavernes junto a la estación de tren y muy cerca de la N-332. / r. escrihuela

La subestación de Sanxo Llop en Gandia y la electrificación de El Golfo en Tavernes son un gran atractivo para que la Safor gane en competitividad

ROCÍO ESCRIHUELAGANDIA.

La comarca de la Safor se ha convertido en gran atractivo industrial para la implantación de nuevas empresas en los diferentes polígonos. Un impulso empresarial que llega de la mano de dos proyectos eléctricos, la nueva subestación en el polígono Sanxo Llop de Gandia y la electrificación en El Golfo de Tavernes, donde Clave Dénia SA acaba de comprar 47.000 metros cuadrados para ubicar en el futuro un centro logístico.

Infraestructuras que en breve comenzarán a ser una realidad con el inicio de las obras y que ya se han convertido en imán para generar mayor economía en la zona. Un proceso con vistas de futuro, ya que de momento, y a pesar de sólo haber dado un primer paso, ya son varias las industrias que se han interesado en instalarse en la Safor. Cantidad que irá a más una vez estos proyectos sean realidad.

El interés que han suscitado los polígonos industriales de la Safor para llamar la atención de otras empresas «es gracias a las infraestructuras». Así de rotundo se mostró el presidente de la Federación de Asociaciones de Empresarios de la Safor (FAES), Miguel Todolí, a pesar de que insistió en que «nos queda mucho camino por recorrer».

En el caso de Gandia, en Sanxo Llop, la subestación no sólo llevará la electricidad a la capital de la Safor, sino que en los próximos años la línea alcanzará localidades como Oliva o Villalonga. «Esta subestación es el primer pilar del proyecto que llevará la luz a toda la comarca», apuntó el presidente de la patronal.

Está previsto que en un plazo de cinco años este proceso esté al completo. De momento, siguen avanzando los trámites para esta estación eléctrica y desde el Consell se han comprometido públicamente con los empresarios a «agilizar» el proyecto tras años de reivindicaciones de la patronal de la Safor que ven un obstáculo para la industria comarcal la falta de electricidad. Se trata del proyecto más demando por parte del sector que evitará apagones por elevado consumo y que además propiciará que las empresas que ya están implantadas aquí puedan ampliar sus líneas de producción.

Agilizar trámites

Todolí indicó que la secretaria autonómica de Economía Sostenible, Rebeca Torró, les anunció en julio en una reunión en Gandia que los plazos van según lo previsto, así que si no surgen inconvenientes esta primera fase será una realidad en 2021.

Caso similar se produce en Tavernes con el polígono El Golfo, que tras más de una década reivindicando la electrificación en el sector, el gobierno local ha conseguido arrancar al Consell este proyecto. Una actuación que servirá para desbloquear esta área industrial que podrá ser recepcionada por el Consistorio cuando esté electrificada. La electricidad llegará desde la subestación del Camí del Pla a través de una línea de 6 kilómetros de longitud tras una inversión de más de 318.000 euros.

Pero también importante ha sido las ayudas del Ivace para la modernización de las áreas industriales que ha conseguido revitalizar algunos polígonos que necesitaban de mayor infraestructuras para ganar competitividad. Además, de la nueva catalogación que concederá diferentes categorías a los polígonos, similares a las estrellas de los hoteles, y que los hará más atractivos.

No obstante, el presidente de FAES insistió en la carencia de vías de comunicación y la importancia de tener buenas carreteras para ganar en competitividad.

Conexión con la AP-7

De ese modo, tildó como prioritaria la conexión de la CV-60 con la AP-7 ahora que está prevista la liberalización de la autopista para el 1 de enero de 2020, sin olvidar la tan demandada reivindicación de la finalización de la autovía del Morquí que sería un eje prioritario para conectar la Safor con las comarcas centrales.

Además, Todolí también considera importante «tener infraestructuras de primera» y dejar de atravesar el casco urbano de Bellreguard o Palmera, un vez que los trámites de la conexión sur de Oliva ya están avanzados y se reducirá el tráfico.

Más