La Font habilita un punto violeta para atender a las mujeres durante las fiestas

I. LÓPEZ

Las mujeres podrán acudir durante las fiestas municipales de la Font d'en Carrós a un punto de prevención de agresiones sexuales y atención personalizada. El objetivo que busca el consistorio de la localidad al instalar este servicio es que las mujeres «puedan disfrutar de las fiestas sin sentirse acosadas, humilladas u observadas».

Se habilitará un expositor físico visible situado entre el público donde se sensibilizará a todos los asistentes, se atenderá, se informará y se prestará ayuda a las víctimas de cualquier tipo de agresión sexista.

Los encargados de la atención en el punto violeta controlarán el comportamiento y mantendrán la igualdad entre los hombres y las mujeres que acudan. Recuerdan que existen diferentes tipos de agresiones: físicas, psicológicas, afectivas, sexuales y económicas.

En caso de que una mujer sufra alguna de estas desafortunadas circunstancias u otra persona sea la que lo presencie, tendrá la opción de acudir al expositor violeta y será atendida en un entorno tranquilo y privado, para garantizar la atención directa y detallada de lo que haya ocurrido. El personal encargado, entre los que habrá como mínimo una psicóloga al servicio de la víctima, procurará de manera prioritaria tranquilizar a la mujer en ese primer momento delicado.

La profesional junto a los demás responsables intentarán que la afectada explique todo lo que le ha sucedido, describa al presunto agresor y trate de identificarlo para que ellos puedan ponerlo en conocimiento de la seguridad del evento y de las autoridades policiales correspondientes. En el caso concreto de que la agresión sea de carácter físico, las personas del punto violeta contactarán de inmediato con el dispositivo sanitario presente en las fiestas del municipio o bien con los servicios de emergencias a través de una llamada al 112.