La falta de señales de tráfico en Tavernes genera confusión entre los conductores

Calle Salmerón de Tavernes de la Valldigna. / r. escrihuela
Calle Salmerón de Tavernes de la Valldigna. / r. escrihuela

El gobierno local no ha colocado las nuevas indicaciones pese al cambio de direcciones aplicado en varias calles hace dos meses

C. GIMENO TAVERNES.

Dos meses después de que se hayan introducido cambios de sentido de circulación en las calles Mare de Déu dels Desemparats, Alacant y Pintor Sorolla de Tavernes de la Valldigna las señales de esta zona aún no están modificadas por completo, lo que genera cierta confusión entre los conductores.

El consistorio ha procedido a tapar con bolsas de basura las señales antiguas y ha colocado las nuevas. No obstante, no ha cambiado las señales pintadas en el suelo, ni ha retirado las señales que podrían quedar al descubierto en caso de quebrarse las bolsas de basura que las tapan.

Este retraso en la adecuada señalización vial genera más de una confusión tanto entre los vecinos como entre los conductores. Pese a que han pasado dos meses en los cambios de circulación, es usual ver algún coche que todavía circula en el sentido que había antes del mes de febrero. No es de extrañar porque en varios cruces las señales inducen a la confusión.

Es el caso del cruce de la calle Mare de Déu dels Desemparats con la calle Sant Antoni. Allí hay varias señales indicativas, otras tapadas y una gran señal de Stop pintada en el suelo cuando en realidad no cumple ninguna función tras los cambios efectuados en la circulación hace ya semanas.

En la calle Calvari, días atrás, los vecinos advirtieron de que todavía había señales de Stop en cruces en los que no tenían sentido. El Ayuntamiento de Tavernes las retiró, pero todavía quedan muchas señales que adecuar.

En la calle Pintor Sorolla se ven señales tapadas, o simplemente palos sin ninguna señal que dificultan el paso a los viandantes sin ningún sentido, lo que también ha motivado quejas entre los residentes.

Pasos de peatones

En otras zonas de la ciudad, como en la calle Salmerón, se cambió el sentido de la vía, pero todavía no se han pintados las señales y no hay ni pasos de peatones, ni indicativos de Stop sobre la calzada. Esta calle desemboca en la calle Major y aumenta su peligrosidad por la proximidad de la travesía vallera.

En la calle La Barca de Tavernes, en la urbanización de Els Sequers, se aumentó el tamaño de una de las aceras y esto generó que se redujera el ancho de la calzada eliminando decenas de plazas de estacionamiento. El problema es que en la actuación no se reasfaltó la calle y todavía están en el suelo las marcas para estacionar en batería, cuando en realidad se debe aparcar en cordón.

 

Fotos

Vídeos