La falta de respuesta del Consell y Costas pone en peligro los servicios de playa en Oliva

Vegetación natural en el litoral de Oliva en la playa de Terranova-Burguera, en el tramo de costa más al sur del término municipal. / lp
Vegetación natural en el litoral de Oliva en la playa de Terranova-Burguera, en el tramo de costa más al sur del término municipal. / lp

Las administraciones aún no se han pronunciado sobre la permisividad de las instalaciones y la edil de Turismo tilda la «situación de muy grave»

ROCÍO ESCRIHUELA OLIVA.

Con la Semana Santa a la vuelta de la esquina y a más de dos meses del inicio de la temporada estival, Oliva todavía desconoce los servicios e instalaciones que podrá prestar en sus playas. Una incertidumbre que ha provocado la calificación como playas naturales del 80% de la costa de Oliva con la aplicación del Pativel (Plan de Acción Territorial de Infraestructura Verde del Litoral) puesto en marcha por el Consell.

La concejalía de Turismo ya ha presentado el plan de temporada que incluye todos los servicios, instalaciones y actividades que quiere llevar a cabo pero está a la espera de una respuesta de Costas para autorizarles o no. Un permiso que se está demorando en el tiempo y que tiene en vilo a todo el sector empresarial ya que está finalizando el mes de marzo y la incertidumbre continúa.

Costas espera un informe de la Conselleria de Medio Ambiente para responder al Consistorio sobre las actividades y servicios que puede poner en marcha. Una decisión que la edil de Turismo, Mireia Morera, espera que sea «cuestión de días». El tiempo juega en contra ante la proximidad de la temporada y la espera se está convirtiendo en una «situación muy grave». «Estamos muy encima de esta cuestión, pero no nos queda otra que esperar. Desde Costas saben de nuestra necesidad y espero que no tarden», apuntó la responsable de Turismo.

Además, a la incertidumbre de este año, se unen otras cuestiones que complican la situación. Según explicó Morera, a diferencia de años anteriores ahora el Ayuntamiento tiene que sacar a adjudicación todos los servicios e instalaciones porque han finalizado la prórroga de la concesión. Se adjudicó por un periodo de tres años más uno de prórroga y ahora ha vencido, así que el Consistorio debe sacar otra vez todos los servicios a licitación.

Plazos licitación

Para ello serán necesarios cumplir los trámites administrativos y los plazos que marca la ley, así que el tiempo juega en contra y es necesario una respuesta inmediata por parte del departamento ministerial. Chiringuitos, quioscos, canales náuticos, escuelas náuticas, instalaciones de masajes y actividades deportivas y turísticas, entre otras, están pendientes de la decisión.

La concejal de Turismo señaló que «intento ser positiva» y espera que las administraciones «reflexionen y sean un poco más permisivos». Con la nueva normativa de catalogación de playas, el 80% de la franja del litoral de Oliva está afectada por las restricciones y esos inconvenientes «dificultan la oferta que tenemos».

Morera dejó claro que los «principales interesados en proteger nuestro medio ambiente somos nosotros», así que no cabe duda que cualquier instalación o actividad que se ponga en práctica cuidará del entorno, pero «queremos ofrecer calidad y servicios».

En los últimos años Oliva ha basado su campaña turística en el deporte, siendo clave las actividades náuticas que se realizan en sus playas. «No tendría sentido la promoción del deporte que hacemos si no lo podemos practicar», puntualizó la edil de Turismo, que añadió que no se trata sólo de la práctica de deportes náuticos, sino también de la formación.

«Se está creando inseguridad entre las empresas y las personas que quieren invertir. A día de hoy, muchas instalaciones deberían estar montándose», apuntó Morera. La máxima responsable del departamento recordó tanto a Demarcación de Costas como al Consell que «el tiempo está pasando» y se mostró confiada en que finalmente en Oliva «podamos ofrecer todos los servicios que los vecinos y turistas reclaman».

Más