«Mi experiencia con las compañeras de la selección española ha sido un regalo»

La jugadora internacional de Gandia Paola Martínez. / lp
La jugadora internacional de Gandia Paola Martínez. / lp

La jugadora internacional gandiense Paola Martínez deja el Cajasol en busca de un proyecto más ambicioso a nivel deportivo

S. ROCAGANDIA.

Paola Martínez es, a sus 21 años, una jugadora ya consagrada a nivel internacional. Su debut con la selección española en la Golden League, confirma la progresión imparable de esta joven gandiense que aspira a seguir creciendo: «debutar con la selección española ha sido una experiencia de la que he aprendido mucho a todos los niveles. Compartir vestuario y entrenamientos con las mejores es un regalo».

El nivel de exigencia que Paola se ha encontrado en las concentraciones es un valor añadido a su carrera del que quiere sacar partido: «siempre viene bien que te den un empujón para que mejores y crezcas como jugadora. Creo que me ha venido bien, ha sido una gran experiencia que confío en repetir en un futuro».

La ya exjugadora del Cajasol desvelará en los próximos días su destino para la próxima temporada aunque ya lo tiene decidido: «lo hará público el club al que voy, prefiero respetar los tiempos y que sean ellos quienes lo anuncien, pero estoy muy contenta porque el proyecto deportivo me atrae mucho y el club me encanta».

La profesional de Gandia desvelará en los próximos días su destino para la próxima temporada

La trayectoria de la gandiense no ha hecho más que ir mejorando desde su salida de Gandia, aunque la última temporada no ha ido todo lo bien que Paola hubiera deseado: «hemos peleado por no bajar y al final se ha conseguido el objetivo. Ha sido un año difícil, con muchas bajas, incluida la mía pero finalmente lo hemos logrado», dijo.

«El año próximo espero estar en un proyecto para estar arriba y luchar por la copa y los play-off. El tiempo dirá pero tengo una ilusión enorme y muchas ganas», añadió.

Ahora Paola afronta unas semanas de desconexión aunque no va a dejar de entrenar: «quiero llegar de la mejor forma al comienzo de la pretemporada y seguiré entrenando, pero también necesito descansar sobre todo a nivel mental».

Inicios

Paola salió de casa para ingresar en Cheste cuando apenas era una niña. Los fines de semana casi no pasaba por casa, en estancias reservadas solo en vacaciones de Navidad y Semana Santa.

A los 15 años debutó en las categorías inferiores de la selección española pero no olvida sus raíces: «Cada vez que vengo a Gandia la gente me recuerda de donde vengo y eso me hace sentir muy feliz».

«Estoy muy agradecida al colegio Juan XXIII porque se preocupan de que las niñas más pequeñas sigan mi trayectoria; incluso hay alguna niña que va con mi camiseta y el nombre a la espalda y esas cosas me hacen muy feliz y son una motivación extra».