El PP exige la supresión del aumento del impuesto de 2015

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El Partido Popular de Gandia lamentó ayer que el gobierno local (PSPV y Més Gandia) acabe recaudando más dinero, pese a rebajar el porcentaje del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). El edil Guillermo Barber aseguró que el plan elaborado por el área de Economía deja al descubierto la intención del bipartito de obtener más efectivo con los cambios en la tasa, es decir, existe, para Barber, un «claro afán recaudatorio».

Por este motivo el concejal dijo que su grupo llevará una moción al pleno extraordinario del lunes para pedir que se retire la subida del IBI del 25% practicada en 2015, tras la entrada del gobierno de izquierdas.

Con esta medida, agregó, se rebajaría el recibo un 21%, ya que compensaría el 4% que ha incrementado el Ministerio de Hacienda. «Un hogar que haya pagado 450 euros en 2017 pasaría a abonar 350 euros, y otro de 900 se quedaría en 700», apostilló el edil del PP.

Por ello pidió al grupo político de Ciudadanos Gandia que se sume a su iniciativa: «Llevan años diciendo que son oposición útil y que la legislatura no acabaría sin una rebaja de impuestos. Ahora es el momento de demostrarlo. Que apoyen nuestro texto y liberen a los vecinos de un 21% de IBI».

Barber añadió que el gobierno local «sólo sabe buscar culpables en lugar de hallar soluciones». Recordó que Hacienda ya advirtió en septiembre de una subida de los valores catastrales y que Gandia «no ha hecho nada para evitarlo». En ese sentido pidió que los responsables de Economía asuman responsabilidades. También llamó a la ciudadanía a acudir al pleno del lunes para conocer los argumentos del gobierno ante los cambios de tasas.

 

Fotos

Vídeos