Estudiantes de la UPV realizan un informe sobre el impacto de los festivales en Tavernes

Estudiantes de la UPV, junto al edil Josep Llàcer. / lp
Estudiantes de la UPV, junto al edil Josep Llàcer. / lp

REDACCIÓN

tavernes. Un grupo de estudiantes de la Universitat Politècnica de València (UPV) realizan un documento audiovisual sobre el impacto económico, cultural y social de los festivales de música en Tavernes.

Los jóvenes han entrevistado al concejal de Festivales, Josep Llàcer, quién ha contado «los esfuerzos realizados durante estos años para hacer de Tavernes una ciudad referente de la música estatal e internacional, y los beneficios tanto a nivel económico, social y cultural que derivan de la celebración de estos acontecimientos durante el año».

Tavernes recibe «miles y miles de visitantes» gracias a los once festivales de música que tiene programados. El grosor de los festivales se centra en el periodo estival. El Sete Sóis Sete Luas, el Iboga Summer Festival, el Bona Baixet, Deslluna't-Pop al carrer, el Holi Dreams Festival, el Major Fest, el festival de corales Cançons a la mar, son los acontecimientos que atraen público.

El plato fuerte del mes de agosto es el Mediterránea Festival y su propuesta indie-rock, que este año repite con el grupo Love of Lesbian como cabeza de cartel, después de la exitosa primera edición.

Además, en las fiestas de Tavernes, en septiembre, la música también tiene un espacio destacado con el Festival de Bandas de Música y el Festival de Bailes Populares. Todo ello, además del Festivern.