La EPSAR garantiza que el agua tratada carece de patógenos

La Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales de la Generalitat Valenciana (EPSAR) garantiza que el emisario de la depuradora de Gandia no contamina. Así lo ha indicado la entidad que gestiona todas las depuradoras ante el requerimiento del Ayuntamiento de Gandia.

Desde el gobierno local se reclamó a la EPSAR que se supervisara la tubería de la estación depuradora de Gandia, tras las quejas de algunos colectivos que alertaban de posibles daños en el mar a causa de supuestos vertidos. El 28 de junio se remitió una carta a la EPSAR desde Gandia donde se reclamó una revisión.

El pasado 1 de julio, desde esta entidad explicaron que en el mes de abril de este año se había hecho la revisión habitual de las instalaciones.

En ella se detectó una fuga a un kilómetro de la costa. La misiva explica que se trata de una fisura «descabalgada y desalineada». Pero por ella, el escaso elemento que emana es agua completamente tratada en la Estación Depuradora de Gandia (EDAR) y por este motivo está exenta de cualquier tipo de «patógenos», sostienen desde la entidad.

Esto quiere decir que el agua que expulsa el emisario a varios kilómetros de la costa no contamina.