Los empresarios se unen para formar a jóvenes en robótica y garantizar empleos

Un grupo de padres y empresarios, tras participar en uno de los talleres de robótica y nuevas tecnologías. / lp
Un grupo de padres y empresarios, tras participar en uno de los talleres de robótica y nuevas tecnologías. / lp

La Cantera de Empresas introducirá a grupos de adolescentes en la domótica y la inteligencia artificial y creará una bolsa de trabajo

Ó. DE LA DUEÑAGANDIA.

Las empresas de la Safor han dado el paso y han decidido colaborar en la formación de los jóvenes de la comarca con el fin de fomentar su interés por la robótica, la inteligencia artificial y la domótica, entre otros campos de la tecnología y la investigación. Todo ello para suscitar su interés por las distintas ramas de la ciencia y facilitar así su acceso a estudios superiores relacionados con la ingeniería.

La intención es despertar en los ahora adolescentes la atención hacia la tecnología y que las empresas más competitivas de la comarca puedan contar con profesionales de alta cualificación en los próximos años, como indicó Luis Cañera, impulsor de la Cantera de Empresas, una suerte de carrera universitaria para niños y niñas de entre 7 y 14 años.

La iniciativa arranca el próximo 2 de octubre en un espacio único en la Safor, el Campus de Gandia de la Universitat Politècnica de Valencia (UPV), una institución puntera que colabora en todas las iniciativas que adopta el tejido productivo de la Safor para fomentar el conocimiento y la economía.

El proyecto es ambicioso pero realista, como precisó Cañera. «Los empresarios de la Safor hemos lamentado en muchas ocasiones la falta de personal cualificado para nuestros negocios y hemos pensado que lo mejor que podíamos hacer era ayudar a las instituciones públicas y apoyarnos en el Campus de Gandia, que es toda una referencia para mejorar la formación», precisó.

Cantera de Empresas impartirá su primer curso desde octubre, pero no serán unas clases al uso: «Habrá cinco grupos, uno por cada día lectivo de la semana, de doce integrantes cada uno. Serán de lunes a viernes de 17.30 horas. El precio es simbólico: 35 euros mensuales».

El itinerario contempla cinco cursos, pero en forma de «talleres» para que los asistentes acudan con interés por «aprender y no obligados».

Esta iniciativa cuenta ya con el respaldo de importantes empresas de la Safor. Entre ellas están Vicky Foods (antes Grupo Dulcesol), ODEC y NTGas, que consideran necesario dar un espaldarazo a la formación en campos de ámbito tecnológico. De hecho, como precisó Cañera, se creará una bolsa de trabajo para años futuros.

«Las ramas que se abarcarán serán amplias y variadas por lo que, con toda seguridad, los participantes, tras recibir su formación académica habitual y complementarla con su paso por la Cantera de Empresas, es muy probable que reúnan las requisitos necesarios para las plazas futuras que oferten las empresas de nuestro entorno», dijo Cañera.

Mercantiles punteras

Es más, la organización de esta iniciativa ha contado con los responsables de mercantiles punteras y de la Federación de Asociaciones de Empresarios de la Safor (FAES) para elaborar el itinerario de formación con el fin de que se aproxime a las necesidades de la comarca. El primer curso se dedicará a la robótica, mediante tecnología Lego, conocida por la inmensa mayoría de los jóvenes.

Cañera comentó que se trata de talleres de robótica: «Esta marca cuenta con certificados de profesionalidad y facilita la creación de máquinas». Las primeras clases serán para ver cómo funciona un robot, en otras se crearán partes del aparato y para finalizar el curso, los participantes montarán su máquina desde cero.

En los siguientes cursos se abordarán temáticas más avanzadas, pero con el mismo sistema pedagógico. Se tratará la inteligencia artificial, programación o domótica. Los cursos comenzarán en octubre y tendrán una duración regular, es decir hasta el mes de junio. Todo esto contará además, con una plataforma de digital de apoyo.

Cañera explicó que se cuenta con Elenius, un sistema que agrupará toda información y que permitirá la evaluación del alumnado. Los padres y los empresarios también tendrán un papel relevante. Ambos participaran en algunos de los talleres, para adquirir conocimientos y ver cómo se están desarrollando las actividades. La iniciativa quiere exportarse a otras localidades de la Comunitat como Valencia.

Más