Un empresario anónimo evitará la cárcel a Juan José Oltra al pagarle la sanción de 750 euros

Juan José Oltra, el vecino de Gandia condenado por dañar una señal de tráfico, ha recibido la ayuda de un empresario anónimo. / i. lópez
Juan José Oltra, el vecino de Gandia condenado por dañar una señal de tráfico, ha recibido la ayuda de un empresario anónimo. / i. lópez

El condenado confía en abonar hoy mismo la cantidad que fija la sentencia y eludir la entrada en prisión por dañar una señal de tráfico

IÑAKI LÓPEZGANDIA.

Un empresario anónimo de Gandia, que prefiere preservar su identidad, pagará los 750 euros de la multa a la que está condenado Juan José Oltra y así evitarle la entrada en prisión. El vecino se puso en contacto durante la mañana de ayer con el condenado y se comprometió a abonar la cantidad económica total que estipula la sentencia firme.

Una vez efectuado el pago, previsto para hoy mismo, Oltra evitará la pena de privación de libertad durante 30 días. Fuentes judiciales aseguraron al propio condenado en la mañana de ayer que si se abona la cuantía que estipuló el juez antes del día 22 de agosto, la entrada en la cárcel se anula de manera inmediata.

El empresario anónimo que va a efectuar el pago de manera altruista es consciente de que el requerimiento judicial para que Oltra entre en prisión es para el día 26. Es por esto por lo que han acordado no demorar este proceso y acudir a la entidad bancaria correspondiente durante la mañana de hoy e ingresar los 750 euros de la condena.

Amigos y familiares de Juan José Oltra convocan una concentración de apoyo para el día 16

Fin de la angustia

Oltra se mostró «muy agradecido» por la ayuda que le ofreció el vecino de Gandia y detalló que confía «en poner punto y final a la angustia que supone ver que pasan los días y cada vez está más cerca la fecha de entrar en Picassent».

Además, el condenado relató cómo lo está viviendo su familia de puertas adentro: «Afecta mucho a todo el entorno, mis hijas no pueden imaginarse ver a su padre entre rejas por algo que no he hecho». Ahora ya ven la luz al final del túnel gracias a la dimensión mediática que ha cogido el caso. Oltra manifestó que es consciente «que sin haberle dado visibilidad pública al asunto, el vecino anónimo nunca hubiera sabido de la injusticia que se iba a cometer y no podría haber ofrecido su dinero».

Mantiene que él no fue el autor del acto vandálico por el

que le condenan y por lo tanto consideraba que no tiene porqué pagar la multa. A pesar de esto, ahora Oltra ya cogió conciencia estos últimos días de que su entrada en la cárcel era inminente y que la única manera de evitar su ingreso era abonando la totalidad del dinero.

Además, el condenado se percató todavía más de la realidad del cumplimiento de su pena al reunirse ayer con los responsables del departamento jurídico del Ayuntamiento de Gandia. Según relata Oltra: «La reunión fue corta y me quedó muy claro que la única vía que tenía pasaba por el pago íntegro de la multa económica a pesar de mi versión».

Poco después de que el consistorio se manifestara por primera vez hacia el condenado, llegó la llamada del empresario y con ella la que es la única solución actual para eludir la prisión. Todo esto viene a raíz de que una sentencia firme condenó a Oltra al pago de 750 euros al considerar que rompió una señal de tráfico en un acto vandálico el pasado mes de octubre.

El condenado niega los hechos y asegura que actuó «de buena fe bajando la señal, que ya estaba rota, para que no causase daños a nadie que pasara por allí».

Manteniendo su versión, Oltra sigue firme en su protesta pública y confirma que ya está solicitada una manifestación pacífica para apoyarle el día 16 de agosto. Los trámites para que las autoridades otorguen el permiso de realización ya se han presentado.

Vecinos, amigos y familiares del condenado han convocado esta salida para mostrarle su apoyo y reivindicar su inocencia. Durante esta semana se intentó organizar otro acto en la calle con el mismo objetivo pero finalmente se retiró al no haber solicitado los permisos tanto institucionales como policiales que requiere una iniciativa así.

Oltra explicó a LAS PROVINCIAS sus intenciones en esta manifestación: «Agradeceré a todos y cada uno de los asistentes por creerme, confiar en mi inocencia y manifestar que se podría haber cometido una gran injusticia entrando a la cárcel por un acto vandálico que nunca haría». Y además, pretende concluir expresando: «Mi descontento y pena ante la nula ayuda que el Ayuntamiento de mi ciudad me ha prestado desde que empezó el caso que estoy viviendo».