Diana Morant pide el voto para seguir avanzando en Gandia y no volver al pasado

Diana Morant com José Luis Rodríguez Zapatero y Ximo Puig en el escenario./Natxo Francés
Diana Morant com José Luis Rodríguez Zapatero y Ximo Puig en el escenario. / Natxo Francés

Zapatero y Ximo Puig arropan a la candidata socialista en un Teatro Serrano lleno con más de 600 personas

ROCÍO ESCRIHUELA

José Luis Rodríguez Zapatero y Ximo Puig han sido esta mañana los padrinos de la candidata socialista a la alcaldía de Gandia, Diana Morant, que ha sido proclamada en el Teatro Serrano ante más de 600 personas que llenaban el patio de butacas en un acto alejado de los mítines políticos, con un diálogo entre los tres protagonistas sentados en un sofá sobre el escenario.

La actual alcaldesa ha pedido a los vecinos su voto para el partido que lidera para seguir avanzando y no volver atrás tras lograr que «la ciudad funcione». «Nos encontramos una ciudad arruinada económica y socialmente, la volvimos a levantar sacándola de la pobreza y devolviéndole la reputación», indicó la socialista.

Morant, ante el presidente del Consell, y su «padre político», como definió a Zapatero, destacó los logros del socialismo en una ciudad que «me tiene enamorada». «Los socialistas nos dedicamos a construir una mejor sociedad para que todo el mundo pueda ser lo que quiera ser», apuntó Morant quien señaló que con el PSOE «la sociedad ha avanzado en derechos», enumerando la sanidad y la educación pública, así como las leyes en defensa de los derechos de las mujeres y del colectivo LGTBI.

La alcaldesa, que opta a revalidar la vara de mando, destacó que la «perseverancia y la responsabilidad» han hecho posible el cambio en la ciudad, además del «trabajo, que siempre es necesario, y al que hay que sumarle energías e ilusión». «Los socialistas lo hemos hecho posible. O vamos nosotros o vienen ellos. Os emplazo a la lucha y a la batalla por Gandia», animó a los presentes en la sala.

Por su parte, Ximo Puig recordó que con el gobierno del PP al frente del Consistorio de la Ciudad Ducal «hubo una exhibición de deshonradez y de falta de decencia». «Gandia figuraba en lo peor de lo peor cuando con Pepa Frau y José Manuel Orengo había sido la vanguardia del municipalismo», destacó. Puig señaló que «la nueva Gandia está en marcha y no puede mirar hacia atrás» porque «se ha acabado la crispación enorme que había generado un alcalde de cuyo nombre no me quiero acordar», en alusión a Arturo Torró.

Lanza a favor de la igualdad

«Las mujeres como Diana y vosotras seréis la pieza clave para que la derecha nunca vuelva a gobernar para tirar atrás todos los derechos que hemos conseguido», alentó Puig al público femenino.

Y es que la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres fue también principal foco de atención de la jornada política donde Morant enfatizó que «esta es una batalla que ganaremos no sólo las mujeres, sino los hombres que queréis a las mujeres». El expresidente del Gobierno presumió de las políticas del PSOE donde «el proyecto socialista es una historia de la lucha contra la discriminación y de conquista de derechos».

Y ante esa batalla, Morant apuntó que «vamos a conformar un ejército de paz y tolerancia y les vamos a decir que no pasarán por encima de nuestros derechos. Tenemos que ser más que ellos». «En estas elecciones que nos jugamos tanto no vamos a permitir que vuelva la oleada del fascismo», destacó la candidata a la alcaldía de Gandia.

Zapatero se mostró sorprendido por «la claridad de ideas y brillantez» de Morant, y apuntó que lo que «da sentido a un proyecto y a unas ideas es que aquellas personas que vienen a sucederte sean mejores que tú, como es el caso de Diana» y la definió como «ejemplo de la promesa democrática».