19 detenidos, seis de ellos menores, por vender heroína y cocaína en La Safor

Tenían repartidas y adjudicadas distintas funciones cada uno de los miembros del grupo

EUROPA PRESSValencia

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 19 personas, seis de ellas menores de edad, por presuntamente pertenecer a un grupo organizado que vendía heroína y cocaína en la comarca valenciana de La Safor.

Los policías iniciaron las investigaciones al tener conocimiento de que una familia supuestamente se dedicaba a la venta de drogas, principalmente heroína y cocaína, en la comarca de La Safor, han explicado las fuerzas de seguridad en un comunicado.

Durante las investigaciones, los agentes averiguaron que al parecer adquirían importantes cantidades de heroína que posteriormente distribuían a otras personas en cantidades menores, que serían las encargadas de venderla al menudeo.

Para evitar la acción policial guardaban la droga en un domicilio, el dinero en otro y los principales responsables residían en otro

Los investigadores descubrieron que presuntamente cada miembro de la familia tenía una función específica y que su modus operandi consistía en que, una vez recibida la droga en la casa de los principales responsables, el hijo de éstos y su pareja dirigían y coordinaban su almacenaje y distribución a terceras personas.

Los policías descubrieron que la cuñada del principal dirigente era la encargada de las labores de distribución a otros traficantes, que previamente habían contactado con el cabecilla y que para desarrollar esta función, le ayudaban los hijos del matrimonio.

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes realizaron cinco entradas y registros domiciliarios en Gandia, Real de Gandia y Beniarjó, donde intervinieron más de un kilo de heroína, 70 gramos de cocaína y unos 7.000 euros.

Se ha intervenido 1,265 kilos de heroína, unos 70 gramos de cocaína y 7.000 euros

También hallaron 150 gramos de marihuana, tres básculas de precisión, seis teléfonos móviles, libretas con anotaciones, una furgoneta, una motocicleta, dos armas --una al parecer de fogueo y otra de aire comprimido-- y varias llaves.

De esta manera, los agentes averiguaron que presuntamente uno de los domicilios se utilizaba para guardar la droga, en otro el dinero y los traficantes residían en otro, para así evitar su posible relación con el tráfico de drogas.

Los detenidos, 10 de ellos con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial acusados de un delito contra la salud pública, que ha decretado el ingreso en prisión de tres de ellos, mientras que los seis menores fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Menores.