Un detenido en Gandia por convertir su casa en un punto de cultivo de marihuana

Un agente de la Policía Nacional, ante decenas de plantas en un punto de cultivo avanzado. / lp
Un agente de la Policía Nacional, ante decenas de plantas en un punto de cultivo avanzado. / lp

Los agentes clausuran la vivienda donde había un centenar de plantas y todo tipo de utensilios para acelerar su crecimiento

Ó.D. GANDIA.

La Policía Nacional ha clausurado en Gandia un espacio de cultivo de marihuana y ha acabado con un punto de venta de todo tipo de drogas, entre ellas cocaína. Agentes del cuerpo de seguridad han detenido en la capital de la Safor a un hombre que había convertido su domicilio habitual en un punto de cultivo acelerado de marihuana, donde disponía de todos los artefactos para hacer crecer las plantas de forma más rápida.

El presunto delincuente tenía casi un centenar de plantas y diferentes utensilios para su producción, según han informado desde la Policía Nacional. Además, desde la vivienda realizaba la venta de dosis de cocaína. Al detenido, un hombre de 42 años de nacionalidad española, se le considera presunto autor de delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

En el registro se intervinieron 92 plantas de marihuana, con un peso total de 8.860 gramos; 870 gramos de cogollos de supuestamente la misma sustancia; tres envoltorios que todo indica que contenían cocaína, con 28,15 gramos de peso; una báscula de precisión; hasta 17 bombillas; 16 transformadores y otros efectos, todos ellos destinados al cultivo de esta sustancia. Además la vivienda estaba enganchada de forma ilegal al fluido eléctrico.

Las investigaciones por parte del cuerpo de seguridad se iniciaron al tener conocimiento los policías de que en un domicilio de Gandia se podrían estar vendiendo varias sustancias estupefacientes al menudeo.

Como consecuencia de las investigaciones se determinó la identidad del morador y, tras ser localizado, fue detenido como autor de los delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico. El detenido, con un antecedente policial, ha pasado a disposición judicial, donde se ha decretado su ingreso en prisión.