Denuncian el despido de tres policías locales pese al informe contrario del Consell Jurídic

Agentes de la Policía Local de Tavernes, durante un servicio en la calle Major del municipio. / lp
Agentes de la Policía Local de Tavernes, durante un servicio en la calle Major del municipio. / lp

El alcalde de Tavernes incide en que hay agentes que entraron en comisión de servicios como oficiales para dos años y todavía continúan

C. GIMENO TAVERNES.

Tres policías interinos de Tavernes de la Valldigna podrían ser despedidos el próximo 31 de diciembre pese a un informe contrario del Consell Jurídic Consultiu, según ha denunciado un sindicato policial. Esta sección comarcal de SPPLB ha criticado la forma de actuar del ayuntamiento vallero al provocar estos ceses.

A este respecto, el alcalde de la localidad, Jordi Juan, señaló desconocer los detalles del informe pero indicó que se trata de una «batalla judicial». «Hay policías que son agentes y que en su día entraron en comisión de servicios como oficial, dejando vacante la plaza de agente, por lo que el ayuntamiento contrató a interinos de la bolsa. La comisión de servicios dura dos años y están como oficiales desde antes de que yo fuera alcalde», puntualizó.

El sindicato pide al primer edil que actúe para que no se produzca ese despido y atienda las indicaciones dadas por el Consell Jurídic Consultiu. Según SPPLB, el consistorio inició en el 2016 un proceso para finalizar los nombramientos temporales de tres oficiales del cuerpo policial. De esta forma, los tres oficiales pasarían a ser meros agentes, lo que provocaría el despido de otros tres policías interinos en la Vall, dos de ellos con más de diez años de experiencia en el puesto.

La agrupación sindical afirma que esta situación se originó desde la Concejalía de Personal, que preside el edil Perfecto Benavent, «tras haber perdido el ayuntamiento un juicio que impugnaba este sindicato contra las bases generales que rigen la Policía Local». En opinión del SPPLB, el concejal arremetía así contra la policía iniciando un procedimiento para anular tres nombramientos de oficiales y con ello provocar el despido de los tres agentes interinos.

El sindicato expone que ante la iniciativa del ejecutivo, el Consell Jurídic Consultiu, avaló que no era necesario proceder al despido. El ejecutivo argumentaba que las comisiones de servicio no pueden exceder los dos años, pero el Consell Jurídic resolvió, según SPPLB, que no debía declararse la nulidad de los oficiales al considerar que no era una comisión de servicios, sino una mejora de empleo que no tiene fecha temporal de caducidad.

Para SPPLB «el ayuntamiento ha hecho caso omiso a las indicaciones del Consell Jurídic y aún conociendo que su decisión provoca el despido de tres agentes interinos, ha decidido cesarlos con efectos a 31 de diciembre de 2017, provocando además una merma en el servicio policial». El sindicato ha adelantado a LAS PROVINCIAS que los agentes recurrirán el cese.

La agrupación sindical añade: «No entendemos como el Jefe de la Policía Local y dos inspectores de la policía tienen, por sentencia judicial, declarada la nulidad de sus nombramientos, y mientras se tramita el recurso de apelación a estas sentencias, continúan todos ellos trabajando y cobrando. En cambio, el mismo ayuntamiento acuerda el despido de tres agentes interinos que se irán al paro al haber decidido la misma corporación no seguir el informe imparcial emitido por el Consell Jurídic Consultiu».