«La declaración de Interés Turístico sería la culminación a un gran año»

La escogida este año para representar a los cofrades anima a vecinos y turistas a acercarse a los actos religiosos para descubrir la Semana Santa Paula Beltrán Alandete Madrina de la Semana Santa de Gandia

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

La Madrina de la Semana Santa de Gandia, Paula Beltrán Alandete, está disfrutando de los actos religiosos que se viven con alegría a pesar de la tristeza por el entierro de Nuestro Señor porque también se celebra con pasión la Resurreción que contagia a todos de felicidad.

-¿Cómo explicaría el sentimiento que supone ser cofrade?

-Es un sentimiento íntimo, personal, muy familiar, de devoción, de rezo, pero también de alegría, porque no es sólo tristeza por el entierro de Nuestro Señor. Hay alegría en el Domingo de Ramos y el de Resurrección. Llevas dentro un sentimiento de emoción. Es el Santo Entierro pero sabes que resucita en dos días, y eso es la fe cristiana.

«Mis hijos viven la Semana Santa desde pequeños y ellos ven la emoción que tengo. Espero que sigan así»

-¿Cómo lleva esta año el ser Madrina?

-Se vive diferente, impone, pero se lleva muy bien y con mucha satisfacción. Además, todos te ayudan.

-¿Cómo lo está viviendo su familia?

-Están orgullosos y contentos y me dan buenos consejos.

-¿Transmite los valores cristianos a sus hijos como hicieron con usted sus padres?

-Sí, desde los ocho años salen en las procesiones. Este año yo les dije que no saldrían porque no tengo tiempo para vestirles pero quieren salir y lo hacen sin obligarles. Les nace de dentro y es una ilusión muy grande. Lo viven desde pequeños y ellos también ven la emoción que tengo yo. Espero que sigan así toda la vida.

-¿Es fundamental esa educación para implicar a los más jóvenes en los actos de la Semana Santa?

-Es importante que haya un núcleo familiar, que los lleven desde pequeños, pero no es fundamental. Yo animo a los más jóvenes a que se acerquen a la Semana Santa. Es muy bonita y hay gente que no es creyente y siente emoción en actos como la bajada del Cristo. Es como ir a ver una catedral o un Picasso, que a lo mejor no entiendes, pero es una obra de arte. Es una fiesta que tiene momentos de alegría. Invito a todos a que la conozcan y se intenten integrar, pero sobre todo que respeten aunque no les guste.

-¿Considera que la Semana Santa de Gandia debe declararse fiesta de Interés Turístico Nacional?

-Sí, por todo lo que tiene de especial. Hay actos muy importantes como la bajada del Cristo de la Buena Muerte entre otros muchos o el Encuentro Glorioso donde se lanzan caramelos al aire. Atrae a muchísima gente no sólo de Gandia, sino de la comarca, a turistas y visitantes extranjeros. Debe ser declarada también por la importancia de su imaginería, que es muy bonita, son obras de arte, pero no sólo las tallas, sino todo lo que rodea las imágenes y la vestimenta que es muy buena y ha costado mucho dinero. Conseguir la declaración sería la culminación a un gran año.

-¿No sé le da a la imaginería la importancia que debería?

-Las imágenes del Cristo o la Santísima Cruz, como símbolo del cristianismo y todo lo que rodea al anda son preciosas, al igual que otras muchas que tenemos. Cada paso hay que mirarlo milímetro a milímetro porque aunque los veas todos los años siempre descubres cosas nuevas si nos fijamos. Lo que tenemos es una cosa que no valoramos. La mitad de la gente no ve las procesiones que tenemos, pero cuando van fuera, por ejemplo a Sevilla, si que esperan hasta la madrugada para ver los pasos. Aquí las procesiones penitenciales son preciosas y mucha gente al ser entre semana no acude a verlas. Son pequeñas y más íntimas pero todo el mundo está invitado.

-¿Cuál es el acto que más le gusta?

-El Viernes Santo es muy bonito, siempre voy rezando a la cruz, y este año será fabuloso. Aunque el Domingo de Resurrección es un estallido de alegría y júbilo porque nuestro señor resucita. Todo el mundo esta feliz. Pero también este año el Domingo de Ramos ha sido precioso con la palma que la junta mayor encargó en Elche.

-¿La Junta Mayor y las hermandades son como una gran familia?

-Me han tratado fenomenal y hay mucha hermandad entre ellos y se ayudan entre si. Están muy bien avenidos y todos se respetan porque hay muchísima educación. Personalmente me han tratado muy bien, hay compañerismo. Se trabaja mucho entre todos para hacer lo que mejor se pueda.