El Consell compra el edificio de Correos, lo rehabilitará y la gestión dependerá de Gandia

Reunión de la alcaldesa Diana Morant con Alfred Boix y Antonio Such, donde se abordó la compra del edificio de Correos. / carola Woodward
Reunión de la alcaldesa Diana Morant con Alfred Boix y Antonio Such, donde se abordó la compra del edificio de Correos. / carola Woodward

La deuda del consistorio obliga a dejar en manos de la Generalitat el Palacio de Comunicaciones pero se reserva la opción de recompra para el futuro

IÑAKI LÓPEZGANDIA.

El endeudamiento de Gandia, superior al 110%, requiere de la ayuda directa de la Generalitat para ciertas iniciativas. La manera de desarrollar esta asistencia municipal será a través de la compra y adquisición de patrimonio. La cantidad económica que acuerden las instituciones mediante las negociaciones pertinentes darán un alivio a la liquidez de las arcas. El edificio de Correos o antiguo Palacio de Comunicaciones, que a día de hoy sigue bajo la titularidad del Ayuntamiento de Gandia, pasará de esta manera a pertenecer al gobierno autonómico.

El compromiso que adquirió el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, con el municipio de Gandia ve la luz gracias a esta iniciativa. El proyecto de compra y rehabilitación del edificio de Correos se ratificó en la mañana de ayer con la visita del secretario autonómico de Promoción Institucional y Cohesión Territorial, Alfred Boix. La alcaldesa de Gandia, Diana Morant, le dio la bienvenida en el consistorio y mantuvieron una primera reunión de trabajo junto al director general de Administración Local, Toni Such, y otros representantes del gobierno local.

Importancia patrimonial

El secretario autonómico Alfred Boix remarca que el compromiso del Consell de estar junto a los consistorios

Durante la charla abordaron la manera de rebajar la deuda de la ciudad y concluyeron con que la compra del edificio patrimonial para destinarlo a usos culturales y educativos era la mejor manera de desarrollar la iniciativa. Además de la adquisición, el propio gobierno autonómico será el encargado de sufragar económicamente la rehabilitación del edificio. La fachada es la única parte de la edificación que puede mantenerse tal y como se encuentra, pero el interior precisa de una remodelación que asegure las condiciones para que el inmueble pueda utilizarse con las máximas garantías. El endeudamiento es el principal problema de la ciudad y mediante este hilo de esperanza, la Generalitat ha encontrado la fórmula de rescatar económicamente a los municipios con una deuda superior al 110%. Es el caso de Gandia, por lo que Boix aseguró ser «conocedor de primera mano la situación que se vive en esta tierra». El compromiso del secretario autonómico «parte de la base de estar al lado de las corporaciones locales y defender la igualdad de oportunidades». A partir del mes de septiembre, las instituciones pretenden que las localidades afectadas por la agudeza de la deuda puedan liberarse y prestar mejores servicios públicos. El ingreso económico de la cuantía referente a la adquisición y la creación de beneficio darán un respiro al consistorio y le permitirá invertir en más proyectos beneficiosos.

Existen cuatro líneas diferentes a través de las cuales el Consell pretende poner en marcha la reducción del endeudamiento financiero de la ciudad ducal. Al término de la reunión se consideró que las estrategias más factibles son la oportunidad de que Gandia se acoja a las líneas de ayudas económicas en forma de subvenciones por estar en una situación de intervención por parte del Ministerio, y la adquisición de patrimonio y suelo público de propiedad municipal. Todo ello va directamente destinado a conseguir el objetivo de aumentar la liquidez del consistorio y sanear las arcas municipales.

Estas medidas tienen una particularidad porque dejan la posibilidad intacta de que el Ayuntamiento de Gandia pueda ejercer una opción de recompra sobre la Generalitat por el edificio de Correos. Así recuperaría su titularidad únicamente en el caso de encontrarse ya en una situación de saneamiento financiero que lo permita.

El director general de Administración Local, Toni Such, afirmó que el plan de ruta «ya está trazado y que Gandia obtendrá un beneficio notable además de una mejor estabilidad económica». Además, añadió que la partida económica que destinará el Consell para llevar a cabo este Decreto será de 240 millones de euros. Esta cuantía total se repartirá entre todos aquellos municipios que superen el 110% de endeudamiento y requieran necesariamente este rescate para poder sanear sus cuentas y seguir adelante con el resto de necesidades.

Diana Morant consideró «vital este proyecto de compra para empezar la mejora económica de la ciudad». La alcaldesa calificó de "gratificante e importante que la primera visita del Secretario Autonómico haya sido a Gandia, así como la «satisfacción de verse ratificado una promesa que se hizo durante la pasada campaña electoral» y donde se ubicarán servicios culturales y educativos.