Compromís y PSPV zanjan las discrepancias y acuerdan un gobierno «equilibrado» en Oliva

David González y Ana Morell rubrican el acuerdo de gobierno en presencia de Josep Miquel Moya y Carlos Fernández Bielsa. / lp
David González y Ana Morell rubrican el acuerdo de gobierno en presencia de Josep Miquel Moya y Carlos Fernández Bielsa. / lp

David González y Ana Morell rubrican en Valencia el pacto para esta legislatura y ponen fin a los desencuentros de los últimos años

ROCÍO ESCRIHUELAOLIVA.

Compromís y PSPV ya han zanjado todas las discrepancias y las heridas abiertas de los últimos años para materializar el acuerdo de competencias y programa que liderará el gobierno de Oliva durante la legislatura que acaba de comenzar. Unas negociaciones que no han sido fáciles dado las divergencias entre ambas formaciones locales y en las que han tenido que intervenir las altas esferas políticas de los dos partidos.

El martes por la tarde la Diputación de Valencia fue el escenario donde David González y Ana Morell rubricaron el acuerdo en presencia de Josep Miquel Moya y Carlos Fernández Bielsa, representantes de la comisión mixta de pactos municipales de nacionalistas y socialistas, respectivamente.

Un escenario para el que se han necesitado más de tres semanas de tensas negociaciones con muchas cuestiones sobre la mesa que abrieron una nueva etapa para Oliva el pasado 15 de junio cuando en la sesión de investidura los cinco ediles del PSPV dieron sus votos a González para lograr la vara de mando. Un giro de 360 grados en el último minuto tras dar la espalda a Projecte Oliva en el momento de poner el documento sobre la mesa y que daba la alcaldía a la independiente Yolanda Pastor.

Pasado este capítulo, sobre el ambiente quedan zanjadas las discrepancias entre ambos partidos que comienzan de cero un proyecto juntos buscando lo mejor para la ciudad y sus vecinos. Un ejecutivo que como queda constatado en el reparto de competencias entre ambos grupos municipales está claramente equilibrado, al igual que los resultados electorales que dieron seis concejales a Compromís y cinco a los socialistas.

De ese modo, González repetirá al frente de la alcaldía otros cuatro años, mientras que Morell será la vicealcaldesa. De las seis comisiones informativas, cada partido estará al frente de tres de ellas. Además, las tenencias de alcaldía se reparten también casi a partes iguales: la primera, tercera, quinta y séptima serán para el PSPV, mientras que sobre Compromís recaen la segunda, cuarta y sexta.

Botànic local

González no dudó en reconocer las difíciles relaciones entre ambos partidos en los últimos años. Un panorama que hacia pensar en la imposibilidad de que fructificara este acuerdo antes del pleno de sesión de investidura, pero en el que ambos partidos han mostrado su interés por trasladar el pacto del Botànic a la ciudad para consolidar proyectos ya en marcha y «aprovechar esa sintonía» tanto en la Diputación como en el Consell, destacó el alcalde.

«Venimos de un largo tiempo de desencuentros y se tenían que tratar para unificar criterios que no compartíamos», alegó el alcalde para explicar la dilatación de unas negociaciones más allá de tres semanas, aunque afirmó que «es un gobierno que garantiza la estabilidad suficiente para afrontar nuevos retos».

González apuntó que se tenían que «hablar muchas cosas y ver las prioridades porque nosotros tenemos un conocimiento adquirido tras haber gobernado». Una experiencia que servirá para iniciar la reestructuración de la administración o impulsar el contrato de recogida de basura, entre otras prioridades.

Por su parte, Morell destacó que es un ejecutivo «muy equilibrado en el que hemos buscado que las dos formaciones tengamos las mismas responsabilidades de gobierno». Los socialistas consideran que hay que ponerse ya en marcha para «dotar de recursos básicos la administración y facilitar los trámites a los vecinos».

Entre hoy y mañana se harán públicos los nombres de los responsables de cada área, aunque los partidos ya han avanzado qué formación estará al frente de cada delegación. Compromís dirigirá Recursos Humanos, Comunicación, Obras y Servicios, Seguridad Ciudadana, Disciplina y Gestión Urbanística, Agricultura, Patrimonio, Cultura, Deportes y Fiestas entre otras. El PSPV se encargará de Hacienda, Contratación, Planteamiento Urbanístico, Ocupación, Salud Pública, Educación, Bienestar Social, Juventud, Turismo, Playas y Medio Ambiente.