Compromís, PSPV y PP de Tavernes ponen pancartas electorales en sitios no autorizados

Dos mujeres pasean por la plaza del polideportivo municipal donde, al fondo, se observan las seis pancartas de los partidos. / r. escrihuela
Dos mujeres pasean por la plaza del polideportivo municipal donde, al fondo, se observan las seis pancartas de los partidos. / r. escrihuela

Todos los partidos consensuaron los espacios con el Ayuntamiento, pero algunos han utilizado edificios no reservados

ROCÍO ESCRIHUELA TAVERNES.

La colocación de pancartas en Tavernes durante la campaña electoral ha abierto una 'guerra política' en la localidad por ver quien acapara mayor atención publicitaria en la vía pública. Sin embargo, esta batalla por la competencia ha aumentado con el paso de los días y algunos partidos se han lanzado a colocar su propaganda electoral en lugares no autorizados por las propias formaciones políticas .

Uno de los casos más llamativos es la imagen que presenta la plaza ubicada frente al polideportivo municipal donde todos los partidos que concurren a las elecciones han colocado una pancarta, algunos como es el caso del PP, han puesto dos.

Pero el hecho es que la colocación de esta publicidad en edificios municipales no está autorizada por el Consistorio, ya que en la reunión celebrada días antes de dar inicio a la campaña, los partidos se repartieron el espacio, pero en ningún momento se acordó la ubicación de propaganda electoral en instalaciones municipales.

De hecho, en esta cita se repartieron los paneles y las farolas de manera proporcional a los resultados obtenidos en los comicios de 2015, como marca la ley, y se establecieron espacios de mayor afluencia de público para poder poner la publicidad de cada partido, siempre manteniendo la proporcionalidad que le corresponde a cada formación política. Se acordó ubicar propaganda en otros lugares como la estación de tren de cercanías o algunos caminos rurales.

Sin embargo, el reparto no especifica la cantidad de lonas o los lugares donde debe ubicarse cada partido, pero se deben respetar los espacios habilitados, así que fuera de los sitios reservados no se puede poner.

Compromís, el primero

Compromís fue el primero que colocó una pancarta sobre la fachada de acceso al campo de fútbol, justo sobre las taquillas del recinto deportivo. Las demás formaciones, tras comprobar que habían utilizado ese espacio municipal, han decidido hacer lo mismo y paulatinamente, en los últimos días se han colocado pancartas de otros partidos. Hasta seis carteles son visibles en ese espacio.

Las formaciones se han sumado a esta acción y el Partido Popular y el PSPV han decidido seguir el mismo camino que Compromís. El partido que encabeza Eva Palomares decidió ubicar un cartel justo encima del que había puesto la formación nacionalista, y otro abajo de los socialistas, estos últimos, sobre la fachada principal de acceso al polideportivo.

Ciudadanos y L'Esquerra de Tavernes no se han quedado atrás y también han querido tener presencia en uno de los puntos de mayor afluencia de vecinos de la localidad como son las instalaciones deportivas. Pero estas formaciones han colocado su publicidad colgando desde unos puntos de sujeción, y no sobre el edificio municipal, así que ambos no están incumpliendo la autorización.

La ley electoral deja claro en el punto 1 del artículo 55 que «la propaganda a través de las pancartas y banderolas sólo podrá colocarse en los lugares reservados como gratuitos por los Ayuntamientos», mientras que en el apartado siguiente añade que «los partidos, coaliciones, federaciones y las candidaturas sólo pueden colocar carteles y otras formas de propaganda electoral en los espacios comerciales autorizados».

Situación similar ha ocurrido en la plaza del Prado comarcal, donde los partidos en lugar de denunciar la colocación de publicidad en lugares no autorizados, han decidido continuar la acción de su rival.

Compromís ha puesto una pancarta en otro edificio público, el centro de salud, y el Partido Popular le ha contrarrestado con otra pancarta en el edificio de enfrente, en la Casa de la Música. Recintos públicos donde tampoco está autorizada la presencia de esta propaganda electoral.